Menu Big Bang! News
Política Corrupción y narcotráfico

Acusan al juez Reynoso de liberar a un narco por un campo de 700 hectáreas

El magistrado de Orán tenía que presentarse hoy a declarar, pero recusó al juez federal de Salta que había ordenado el trámite. Detuvieron a dos hermanos que formarían parte de la asociación ilícita.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un empleado del Juzgado Federal de Orán y su hermana fueron detenidos por orden del juez federal de Salta Julio Bavio, acusados de integrar, la misma banda supuestamente liderada por el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, a quien se lo imputa de haber cobrado coimas para liberar a detenidos por narcotráfico.

Los detenidos habrían participado de la operación de compra de una chacra de 700 hectáreas que habría terminado en manos del juez acusado, luego de haber ordenado la libertad de un imputado por narcotráfico.

Reynoso tenía que presentarse hoy a declarar ante Bavio, pero decidió recusarlo para evitar, por ahora, tener que enfrentarse a la indagatoria solicitada por los fiscales y ordenada por el magistrado.

Reynoso ocupa el juzgado federal de Orán hace más de diez años.

Según la acusación, los hermanos detenidos participaron activamente de la red que "a cambio de dádivas y/o dinero" beneficiaba a implicados en causas por infracción a la ley de drogas.

En uno de los expedientes figura la declaración de una testigo que relató que un hombre que recuperó la libertad "le transfirió a su nombre una finca en el Departamento de Rivadavia de 700 hectáreas" y recordó que aclaró que "esa propiedad estaba a su nombre" y que "no era de ellos sino de Raúl Reynoso".

"Luego de un tiempo, me llama diciéndome que había vendido la finca en su propia oficina". La mujer relató además un encuentro con el presunto chofer del juez federal acusado, quien "había traído dinero de parte de Reynoso", informa el sitio Fiscales, que depende de la Procuración General de la Nación.

Según los fiscales, el 20 de febrero de 2013, la “Finca Mollinedo” o “Puesto Mollinedo” de 700 hectáreas, ubicada en el Departamento de Rivadavia, provincia de Salta, fue transferida a la testigo por un supuesto pago de $150.000.

“Esta operación se concretó "un año y medio después de haber sido beneficiado con el decreto de falta de mérito y a menos de dos meses de que fuera sobreseído en la mencionada causa, lo cual demuestra la relación existente entre ambos sucesos".

El campo fue nuevamente vendido por $175.000 el 17 de julio de 2014 a la hermana del empleado del juzgado a cargo de Reynoso. Según los fiscales, el objetivo de las sucesivas transferencias del dominio de la propiedad habría sido "ocultar la dádiva pagada al magistrado".

Reynoso había sido citado para hoy e iba a ser el último de los imputados en prestar declaración, porque ya lo hicieron antes los abogados René Gómez y María Esper, beneficiados con prisión domiciliaria y acusado de formar parte de la misma asociación ilícita.

Reynoso está acusado porque en once causas habría cobrado coimas para otorgar la libertad a detenidos por narcotráfico. Entre los expedientes que incluye la investigación está el caso del empresario boliviano José Luis Sejas Rosales, quien fuera capturado cuando ingresaba una tonelada de cocaína al país quien, se estimaba, habría pagado unos US$ 350.000 por su liberación. Durante las jornadas de ayer y el lunes prestaron declaración otros dos implicados en el caso, los abogados René Gómez y María Esper.

La investigación que antecedió a los allanamientos del juzgado, entre otros, la llevó a cabo el fiscal federal Eduardo Villalba y el procurador de narco-criminalidad, Diego Iglesias.

Además de Reynoso, Esper y Gómez, se encuentran imputados Lucinda Segovia, Arsenio Gaona y Ramón Antonio Valor, empleados del Juzgado Federal de Orán.