Menu Big Bang! News
Política Fue durante el acto de CFK

Agreden a panelista de Intratables en patios militantes de la Rosada

La periodista Liliana Franco fue agredida por militantes kirchneristas durante el acto de Cristina Kirchner. “Me duele haber sentido miedo, tener que pedir que me acompañen para salir. El Personal de la Rosada dijo que no podía salir sola”, denunció la panelista de Intratables.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Abucheos y tensión. La periodista Liliana Franco denunció ayer en Intratables que fue agredida por militantes kirchneristas durante el acto que realizó Cristina Kirchner en Casa Rosada. “Me duele haber sentido miedo, no soy una periodista militante”, reconoció conmocionada.

“Cuando pasé de un patio al otro, me empezaron a insultar. Todos juntos me abuchearon, silbaron. Luego, fue peor. Se escuchó hasta n los despachos, los periodistas salieron a ver qué pasaba

Según la corresponsal en Casa de Gobierno, el mal momento comenzó cuando se trasladó al Patio de Las Palmeras, lugar desde el cual la presidenta le habló ayer a las agrupaciones militantes. “Cuando pasé de un patio al otro, me empezaron a insultar. Todos juntos me abuchearon, silbaron. Luego, fue peor. Se escuchó hasta n los despachos, los periodistas salieron a ver qué pasaba”,  denunció.

La presidenta reapareció ayer: habló en cadena, hizo anuncios y le habló a los militantes.

“Hoy había muchísima gente en un clima violento. No es que fueran violentos, sino que había un clima de bronca y revancha. Bronca contenida y eso no es habitual

La tensión fue tal, que el personal de seguridad del lugar se ofreció a escoltarla y le advirtió que no podía “abandonar el edificio sola”. “Últimamente pasaba y me gritaban: ‘Gorila’, porque creen que trabajo en Clarín y no es así. Hoy había muchísima gente en un clima violento. No es que fueran violentos, sino que había un clima de bronca y revancha. Bronca contenida y eso no es habitual”, detalló.

Se reunieron en el Patio de las Palmeras. También hubo concentración en Plaza de Mayo.

“Soy una periodista, no una militante. Ni siquiera una periodista identificada con la oposición. Siempre he tratado de ser objetiva, no me gusta ser noticia. Mi trabajo es dar información

La panelista del ciclo de Santiago del Moro advirtió que no pudo continuar con su cobertura periodística y analizó su rol como periodista. “Mi trabajo es recorrer la Casa Rosada. Ver cuánta gente hay, para poder juntar información. No puedo estar sentada en un escritorio. Soy una periodista, no una militante. Ni siquiera una periodista identificada con la oposición. Siempre he tratado de ser objetiva, no me gusta ser noticia. Mi trabajo es dar información”.

La periodista reconoció que sintió miedo y que tuvo que ser escoltada.

“La Casa Rosada es de todos, del oficialismo, de la oposición. No es de un partido político. A mí me duele haber sentido miedo, tener que pedir que acompañen para salir

La previa de la segunda vuelta electoral condimentó ayer el acto de cristina, primero luego de los comicios de octubre. “La Casa Rosada es de todos, del oficialismo, de la oposición. No es de un partido político. A mí me duele haber sentido miedo, tener que pedir que acompañen para salir.  Esto no le hace bien a los militantes. Era un acto importante: yo debía cubrirlo y los militantes debían disfrutarlo. No tengo que hablar de lo que pasó, porque no le importa a nadie. Lo que importa es lo que dijo Cristina, lo que pase en el ballottage”, cerró.