Menu Big Bang! News
Política Debate parlamentario

Alivio para Macri: el Senado se prepara para aprobar la ley de holdouts

El Gobierno obtendría el apoyo de 47 legisladores que le otorgarían los dos tercios que necesita para dar luz verde al acuerdo de pago con los holdouts. Casi 20 legisladores del Frente Para la Victoria acompañarán al oficialismo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En las horas previas a la discusión en el Senado que comenzará mañana a las 12, y en la que el Gobierno buscará aprobar el proyecto de ley para el pago de los fondos buitre y la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, en el macrismo reina un marcado optimismo. 

Si las precisiones y cálculos de Cambiemos no fallan, el oficialismo contaría con el apoyo de 47 legisladores que le permitirían dar luz verde a la medida que desvela al Presidente y que autoriza, además, a la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares. Con este escenario, al Gobierno lo separa tan sólo un voto para alcanzar los dos tercios del total de miembros del Senado, que asciende a 72.

Pichetto, clave en la posible aprobación del acuerdo con los fondos buitres.

El proyecto, que ya fue sancionado por la Cámara de Diputados, permitirá al Gobierno cerrar el litigio con los holdouts, maniobra a través de la que espera atraer inversiones al país para aliviar la compleja situación financiera de las provincias.

La mayoría de los gobernadores recomendaron a sus senadores acompañar la medida. 

“Los votos están”. Con esa frase un importante integrante del bloque PRO describió a BigBang el escenario del miércoles en el Senado. Cambiemos cuenta con el apoyo del peronismo federal y, estiman, el apoyo de casi 20 integrantes del Frente Para la Victoria que responden a Miguel Ángel Pichetto.

Fue justamente el presidente del bloque del FPV quien ayer terminó de cerrar su decisión luego de recibir el apoyo de un nutrido grupo de intendentes K de la provincia de Buenos Aires que le transmitieron su adhesión a la medida. Al igual que las provincias, los jefes comunales atraviesan dificultades financieras sensibles.

Pichetto exigió créditos y financiación para las provincias a cambio de su apoyo. 

Los intendentes también dialogaron con los senadores María Laura Leguizamón (Buenos Aires), Rodolfo Urtubey (Salta), Pedro Guastavino (Entre Ríos), Juan Irrazábal (Misiones), y Juan Manuel Abal Medina (Buenos Aires). El ex jefe de Gabinete del gobierno de Cristina Kirchner no apoyará la medida, pese al diálogo que entabló con integrantes del oficialismo. 

Los esfuerzos de Emilio Monzó, Presidente de la Cámara de Diputados, de convencer a Abal Medina para que apoye la medida, no llegaron a buen puerto. En algún tramo de la negociación, el kirchnerista exigió a cambio de acompañar la medida que Argentina no entre en nuevos litigios internacionales, pero las tratativas no avanzaron.

El Gobierno advirtió que de no acordar, habrá "ajuste e inflación". 

El empuje de los gobernadores también fue clave para hoy estar cerca de alcanzar la aprobación del acuerdo. En la lista de aquellos que apoyaron la medida se encuentran Mario Das Neves (PJ-Chubut), Alfredo Cornejo (UCR-Mendoza), Hugo Passalacqua (Frente Renovador-Misiones), Gustavo Bordet (FPV-Entre Ríos), Omar Gutiérrez (MPN-Neuquén), Alberto Weretilneck (Frente Grande-Río Negro), Sergio Uñac (San Juan-FPV), Sergio Casas (FPV-La Rioja) y Hugo Peppo (Chaco-FPV).

También argumentaron a favor la catamarqueña Lucía Corpacci (FPV), el jujeño Gerardo Morales (UCR), el cordobés Juan Schiaretti (UNA), el salteño Juan Manuel Urtubey (FPV), el santafecino Miguel Lifschitz (Socialismo), María Eugenia Vidal (PRO) y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (PRO). Sorprendentemente, se opusieron a la medida el puntano Alberto Rodríguez Saá y el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González.

Todos ellos fueron claros con sus senadores: requieren de dinero para sostener sus gestiones provinciales. En los encuentros con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el macrismo dejo en claro que la única opción para la llegada de inversiones era a través de un acuerdo con los holdous. Y así lo entendieron los jefes provinciales. El miércoles será entonces, uno de las jornadas más relevantes en los meses de Macri al frente del país.