Menu Big Bang! News
Política Investigación

Allanaron empresas de transporte atribuidas a Luis D'Elía

Los procedimientos estuvieron a cargo de Gendarmería Nacional bajo la orden del juez federal Julián Ercolini. Se secuestraron documentación de las compañías y varias computadoras. El juez busca contrataciones irregulares entre las empresas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En las últimas horas, el juez federal Julián Ercolini ordenó allanar al menos cuatro empresas de transporte de combustibles que fueron atribuídas al líder piquetero K Luis D'Elía.

El procedimiento se llevó a cabo en el domicilio de la compañía Atalaya, atribuidas al dirigente por una investigación de PPT (Periodismo para Todos), otro en Cheny, segunda empresa de D'Elía, y los últimos dos fueron en una oficina y en la casa de Lucía Paione, quien mantuvo Atalaya a su nombre.

Mario Codarin junto a  D’ Elía, Alicia Sánchez y Fernando Esteche

Los allanamientos fueron realizados por Gendarmería Nacional y se incautaron tres computadoras, documentación comercial y societaria de las empresas. Pero el dato llamativo fue cuando llegaron al domicilio de Paione. Los uniformados la sorprendieron retirándose del hogar con dos cajas de documentación de Atalaya y Enarsa, que la Justicia procedió a secuestrar para la investigación.

La empresa Transportadora de Combustibles Atalaya SRL fue denunciada por Jorge Lanata en 2013. El periodista afirmó que la empresa facturaba alrededor de $10.000.000 al mes gracias a un contrato con Enarsa, que creó el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

El informe detalló que la compañía, a pesar de ser integrada en un principio por Mario Codarin y que tuvo en sus manos formalmente Lucía Paione, era de Luis D'Elía.

D’Elía y Paione en un viaje a las Cataratas.

El juez Ercolini sospecha que hubo contrataciones irregulares entre las empresas de D'Elía y Enarsa, a quien se le libró una orden de prestación para que entregue toda la documentación que la vincule con Transportadora de Combustible del Sur SRL.

A pesar de esto, las nuevas autoridades de Enarsa se comprometieron en reunir la información pedida por la Justicia, pero pidieron 48 horas para hacerlo. Este pedido había sido solicitado durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero nunca fue cumplido.

Pedido de información oficial a ENARSA, donde detalla que Atalaya forma parte de su sector.

El objetivo del operativo fue "secuestrar toda documentación original que vincule a dichas empresas entre sí y/o con Enarsa para la prestación de servicios". Esto refiere a cartas de porte, remitos, solicitud de compra y pedidos, órdenes de pago, facturas, entre otros documentos.

Por su parte, D’Elía negó toda vinculación con las empresas y con los allanamientos realizados, y atribuyó todo a una persecución política contra él.

Utilizando su perfil de la red social Twitter, el piquetero K se dedicó a retuitear durante toda la tarde los mensajes de apoyo que sus seguidores le enviaron.