Menu Big Bang! News
Política Después de la derrota en la Provincia

Aníbal se siente traicionado: "Sólo la presidenta me bancó"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo Cristina fue la única que le brindó su apoyo. Explicó que habló con Sciol sobre la idea de “fuego amigo”. “Nunca le corté boleta a un compañero”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El lunes, tras la derrota electoral del domingo y en su habitual conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, había prometido que durante la semana aportaría algunos datos que ayuden a entender su derrota en la provincia de Buenos Aires. Esta mañana, finalmente, comenzó: le pasó factura al peronismo bonaerense, repitió su teoría del “fuego amigo” y sostuvo que sólo recibió el apoyo de Cristina Fernández de Kirchner.

“Si tengo que decir cuántos me apoyaron, que yo sentí que me bancaran y acompañan cuando pasan estas cosas sucias, estos momentos horribles, sólo fue la presidenta”, evaluó el jefe de Gabinete desde las puertas de la Casa Rosada. “Se comportó como se comportan los que te bancan cuando te bancan”, expresó, sin entrar en detalles sobre reuniones o conversaciones que hubieran mantenido.

De todos modos, aclaró que no dará “nombres propios” hasta que no lo sienta necesario. Sin embargo, apuntó contra el diputado bonaerense por el sciolismo, Guido Lorenzino. Sin mencionarlo, lo criticó por sus declaraciones de ayer a radio La Red, donde dijo que la derrota bonaerense había sido de Fernández y no de Scioli.

“Scioli sabe lo que pienso del fuego amigo. Apareció un diputado que aseguró que no había perdido Scioli, sino que había perdido yo. Hablé con Scioli sobre todo esto”, sostuvo el jefe de Gabinete. “Evidentemente a muchos no les servía que yo sea gobernador de la provincia, porque hay negocios otorgados de forma extraña que yo revisaría”, puntualizó esta mañana.

Fernández dijo que continuará trabajando en el peronismo. “Nunca le corté boleta a un compañero”, dijo

“Yo no juego contra un peronista nunca. Voy a hacer lo posible para que gane Daniel Scioli”, enfatizó el jefe de Gabinete, que indicó además que desconoce “si otros compañeros del kirchnerismo lo hicieron o no”. “En mi carrera tuve compañeros con los que me he llevado mal, pero jamás le corté la boleta a un compañero mío”, sostuvo, con aires de recriminación.

En este sentido, reconoció que llegado el momento hará una autocrítica, aunque aclaró que lo hará en los próximos días. “No creo que sea el momento, la cabeza debe estar bien fría, y la mía todavía no lo está”.

NO PIERDE LA CHISPA

A pesar de la derrota y los ánimos caldeados y calientes que él mismo reconoció en las últimas horas, Fernández se permitió algunas bromas y risas, como suele ser habitual en sus conferencias de prensa.

Un periodista le recordó su vieja promesa a los periodistas de obsequiarles un lechón en caso de no sacar al menos 10 puntos de diferencia por sobre María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. “Les debo el lechón”, respondió Aníbal entre risas, cuando uno de los movileros le recordó ese episodio.

KARINA DESLIGÓ AL SCIOLISMO DE LA DERROTA

En sintonía con las últimas declaraciones del sciolismo, Karina Rabolini, se desligó de la derrota de Aníbal Fernández en la provincia de Buenos Aires. “Daniel (Scioli) ganó en todos lados incluso en la Provincia, la gente cortó boleta, y lo hizo pensando en Daniel, estaba sorprendida por cómo la gente le respondió y lo eligió”, sostuvo.

De esta forma, la esposa postulante presidencial dio a entender que la derrota del jefe de Gabinete no estuvo vinculado a Scioli. “La gente eligió otro candidato, distinto al de nuestro partido y hay que respetar la decisión del electorado”, dijo sin mencionar al ex candidato a gobernador del Frente Para la Victoria.