Menu Big Bang! News
Política Tramite procesal

Arroyo Salgado volvió a pedir que la causa Nisman pase a la Justicia federal

Hubo una audiencia en la Cámara Federal para decidir el futuro de la causa por la muerte del fiscal, después de la decisión de la jueza Palmaghini de desprenderse del expediente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado pidió hoy a la Cámara del Crimen que la investigación por la muerte de Alberto Nisman pase a la Justicia Federal porteña y se la investigue como un "magnicidio".

Lo hizo al hablar ante los jueces que hoy se reunieron en audiencia pública para decidir si como piden las querellas que representan a las hijas y la madre de Nisman, la investigación va a los tribunales federales o si permanece bajo la órbita de la jueza de instrucción ordinaria Fabiana Palmaghini.

Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, junto a la hija mayor y la madre del fiscal fallecido.
Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, junto a la hija mayor y la madre del fiscal fallecido.

La audiencia fue convocada luego de la decisión de Palmaghini de enviar la causa a la justicia federal después de la declaración del ex espía Antonio "Jaime" Stiuso. Esa medida fue apelada por la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino.

Sollozando de a ratos, Arroyo Salgado pidió la palabra en el final de la audiencia, pese a que procesalmente ello no está previsto, y dijo que el deceso fue “el hecho institucional más grave que ha vivido la Argentina desde el regreso de la democracia”. 

En sintonía con los abogados que la representan, Juan Pablo Vigliero, Federico Casal y Manuel Romero Victorica, Arroyo Salgado insistió con que la Sala Sexta de la Cámara deje en claro si Nisman “fue víctima de un homicidio o no”.

Los abogados de Lagomarsino pidieron que la causa quede en el fuero ordinario.

Los abogados de Lagomarsino pidieron que la causa permanezca en manos de Palmaghini, cuya declaración de incompetencia consideró “arbitraria y de argumentación aparente”.

Los abogados Gabriel Palmeiro y Martín Chasco consideraron que los ex agentes de inteligencia Carlos “El Moro” Rodríguez y Stiuso “sólo expresaron simples opiniones” sobre cómo murió Nisman, inclinándose hacia la hipótesis del homicidio.

El más enfático en preconizar que Nisman fue asesinado fue el abogado de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, el ex fiscal Pablo Lanusse, quien calificó el deceso del ex titular de la UFI Amia como “un crimen de Estado”.

Lanusse vinculó directamente a Cristina Fernández de Kirchner y a su gobierno con lo que calificó como el crimen del fiscal, y lo relacionó con la necesidad de remover todos los obstáculos que se interpusieran en un supuesto “pacto espurio” de la anterior administración con el gobierno de Irán.

Los camaristas Rodolfo Pociello Argerich, Mario Filozof y Marcelo Lucini deberán resolver, probablemente el martes próximo, si la causa pasará al fuero federal o no,y con qué calificación, si las razones de Palmaghini (que no menciona el homicidio) o con los de las querellas.

La decisión es apelable y, de hecho, todas las partes hicieron “reserva del caso federal”, es decir dejaron abierta la posibilidad de recurrir la resolución, cualquiera sea su sentido, lo que en los hechos significa que el expediente podría permanecer todavía un tiempo más en manos de la jueza Palmaghini.