Menu Big Bang! News
Nisman y Flor Cocucci de vacaciones

Nisman y Flor Cocucci de vacaciones Foto:

Política La supuesta novia de Nisman.

Aterrada, Florencia Cocucci, se refugió en Mar del Plata

Según su abogado, Jorge González Novillo, la joven modelo se habría ido a la casa de su madre en esa ciudad balnearia: además borro todos sus rastros de Facebook, Twiter y hasta dejó dea paracer su foto en la página web de Leandro Santos Models. A pesar del miedo, Florencia aún no ha recibido ninguna notificación para declarar. El sitio JorgeAsís digital, había dado la primicia aunque sin dar el nombre de la joven. Y además relató detalles sobre una fiesta en la que participó la pareja y una tercera mujer. Big Bang reproduce aquí, extractos de ese revelador texto.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La modelo Florencia Cocucci señalada como la novia del fiscal fallecido Alberto Nisman estaría refugiada en la casa de su madre en la ciudad de Mar del Plata, según lo confirmó su abogado Jorge González Novillo quien agregó que aún no ha sido formalmente citada a declrar. La joven modelo de 25 años cerró su página de Facebook, su twiter, su blog, y desapareció su imagen de la web de la agencia de Leandro Santos, su mánager. Sin embargo, el abogado de la joven de 25 años, aclaró que su cliente era solo amiga del fiscal pero nunca estuvo en el departamento de Le Parc. Además recalcó que Florenciase encuentra con mucho miedo y con problemas con su pareja.

.La fiscal Viviana Fein ,quien la había convocado como testigo luego de que trascendiera su vínculo con el fiscal Nisman, quiere conocer cuál era el estado anímico del ex titular de la UFI-AMIA previo a su muerte, confirmaron fuentes judiciales a la agencia DyN.
De acuerdo a algunas versiones y a fotografías que circulan en la web, la modelo habría compartido algunos días de vacaciones con el fiscal fallecido antes de su viaje a Europa.
Cocucci pertenece al staff de modelos de la agencia de Leandro Santos y su irrupción en la causa se produjo a partir de la difusión de fotografías en las que se la ve junto al fiscal a bordo de un avión y en un viaje turístico, supuestamente en octubre del año pasado. El sitio de periodista y escritor, Jorge Asís,dió la primicia
sin citar el nombre de la modelo e identificarla solo con una inicial. Además, Asís contó sobre una fiesta sexual en la casa del fiscal muerto.

En principio, F., la “novia ausente” del extinto fiscal Alberto Nisman, no es la misteriosa mujer calcinada que apareció frente al edificio Le Parc.
Es una bella muchacha de 25 años, que el 27 de diciembre de 2014 compartió la cena íntimamente especial con “el doctor Alberto”. 51.
Ella es Serpiente de Tierra y el era un Gato de Agua.
La ceremonia era para despedirlo. El doctor Alberto, como lo llamaba, partía hacia Europa, en un periplo familiar. Sin siquiera imaginar que ya estaba condenado.
La señora Gladys, la mucama, cuenta incluso que, después de aquella noche de romanticismo previsible, lavó una remera de la “novia ausente”.

Sin tacos, F. mide 1,70 m. Calza zapatos 37. El pelo es castaño y los ojos son radiantes, marrones.
Tiene dientes perfectos que le facilitan la seducción de la sonrisa. Alguna abuela diría: “dientes de mentirosa”. Otra, de mujer afortunada.
F. es una de las tantas modelos que L. promueve. Es L. un experto distribuidor de belleza selectiva. A su vez, L. es buen amigo del abogado impetuoso que explota cierto inquietante boliche de Palermo. Por Honduras.
En la Sala VIP, el fiscal solía apurar, según nuestras fuentes, alguna Diet 7up. Coincidía con las damas fosforescentes del plantel de L., que legitiman el catálogo de su página web.
[La novia ausente del doctor Alberto] Por prejuicio profesional, por el afán costumbrista de escaparle a la botonería, en esta crónica no se brindan datos ni nombres reales. Queda para cualquier otro especialista en la materia. Si presentan a F. en sus entretenimientos televisivos, la muchacha podrá conquistar la suficiente repercusión. Con suerte, hasta para danzar en el baile canónico del señor Tinelli.
Pero ocurre que F. tiene un novio principal. T. También T. es modelo.
Significa confirmar que el doctor Alberto formaba parte de la clandestina relación triangular. De ningún modo se aspira, aquí, a profundizarla. Ni siquiera se intenta sugerir la posible existencia del amor racionalmente pactado. Entre regalitos gentiles y las atenciones cordiales de un caballero.
Esta crónica indeseable sirve para acabar con las especulaciones que aluden a “la novia ausente”. Como si fuera, para los fantasiosos, la “entregadora”. La profesional inescrupulosa que les “abrió la puerta a los comandos asesinos”. O peor, como si fuera la muerta de carbón. Horror que muestra que Puerto Madero nada tiene para envidiarle a la villa más cruel.
Es útil también la crónica para aclarar que Nisman distaba de ser un adicto a las relaciones íntimas con otro varoncito. Como La Doctora lo insinuó, en tres ocasiones, casi como si fuera un pecado. Cuando se presentó para la cadena nacional “toda vestida de blanco, almidonada y compuesta” (cliquear).

El terceto de la algarabía

Al contrario, el doctor Alberto pudo participar, según nuestras fuentes, junto a F. -y con la festiva incorporación de C., otra modelito de L.- de un jocundo terceto de saludable algarabía.
[La novia ausente del doctor Alberto] Se registró a principios de noviembre, en Cancún, un paraíso violentamente luminoso de México.
Pudieron conocerse, aparte, en las redes sociales, determinadas postales del ámbito personal. Relativos al viajes.
Entre los tres, se prodigaban selfies relajadas. La divulgación transcurrió como consecuencia de la perforación del correo electrónico del fiscal. Instrumentación de algún servicio que utiliza muy mal la producción de inteligencia.
Los “servilletas” lo tenían técnicamente penetrado al doctor Alberto.
Como confirma la Garganta:
“El Ruso fue condenado el día en que decidió volverse de Europa”.
Cruzar de vuelta el océano fue, en definitiva, su perdición.(...)

Tensiones espirituales

Para aliviar las tensiones espirituales de la fiscal Fein, puede asegurarse desde aquí que, en la madrugada del fatídico 18 de enero, cuando lo mandaban “para arriba” al doctor Alberto, la novia ausente se encontraba con su novio. En una ciudad balnearia de enfrente. Oriental. Podía notársela vigorosa, altiva y feliz. Abrazada a T. Ambos a los besos, con el pelo al viento y la fuerza del sol en los rostros.

[La novia ausente del doctor Alberto] Al enterarse de la muerte del doctor Alberto, el amigo con derecho a toque, la bella F., por las dudas, cerró su página de facebook. Por prevención.
Pero la tensión espiritual aumentaba. Y al saberse aludida ya como “la novia”, comenzó a preocuparse más. Sobre todo cuando, en la primera plana de La Nación, se trataba el asunto de la novia.
Entonces F. clausuró también su cuenta de twitter. Y por si no bastara acabó también con su cuenta de instagram.
La novia ausente -pobre- está casi aterrada. Con ostensibles deseos de refugiarse, según nuestras fuentes, en otra localidad turística, también marítima. Donde reside, aún, su familia.