Menu Big Bang! News
Política Un aumento del 29%

Aumenta desde el lunes el acarreo por mal estacionamiento: $580

Fue autorizado por el gobierno porteño, que además impulsa una suba en el costo de los parquímetros, que pasaría de $3 a $4 la hora. Es el cuarto incremento en la gestión Macri.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde el lunes las grúas que operan en la Ciudad cobrarán $580 por el acarreo y el traslado de vehículos mal estacionados. Se trata de un aumento del 29% en relación a la tarifa anterior, que en febrero había sido fijado en $450. El aumento fue autorizado por el gobierno porteño, que además impulsa una suba en el costo de los parquímetros, que pasaría de $3 a $4 la hora.

El contrato de concesión del acarreo de autos y el estacionamiento medido está vencido desde 2001. Las empresas que operan las grúas son STO (Dakota S.A) y SEC (BRD S.A.C.I.F.I). Ambas empresas se dividen la Ciudad: STO desde Viamonte hacia el Norte y SEC de Viamonte al Sur.

Siempre fue un servicio muy cuestionado por los vecinos, y además denunciado en muchas oportunidades. Y si bien la gestión macrista había prometido revisar las concesiones y llamar a licitación, a fin de año se cumplirán dos mandatos de Mauricio Macri al frente del gobierno y las empresas continúan operando.

En un informe reciente Clarín dio detalles sobre el negocio y las familias detrás de ambas empresas.

Es el cuarto aumento durante la gestión macrista: en diciembre de 2007 la tasa de acarreo y remoción que hay que pagar para poder retirar el vehículo del playón era de $92. En 2008 subió a $190, en 2012 a $350 y desde febrero, a $450. En tanto la ficha del parquímetro pasó de $1 a $1, 40 en 2008 y en mayo subió a $3. Para llevar la hora a $4 la Ciudad convocó a una audiencia pública que se realizará el 3 de febrero. Lo cierto es que el incremento sería un hecho, ya que las audiencias no son vinculantes.

Más allá de las tarifas, lo más preocupante es que la Ciudad incumple con una ley promulgada en diciembre de 2011 que dispuso que si en el plazo de un año no se implementaba el nuevo esquema de estacionamiento medido, el Ejecutivo debería brindar el servicio por su cuenta. Por otro lado, el llamado a licitación para poner en marcha el nuevo sistema -que llevará las grúas y los parquímetros a la mitad de la Ciudad- esta frenado por un amparo.