Menu Big Bang! News
Política Por problemas de salud

Autorizan a Menem a seguir el juicio AMIA por videoconferencia

El Tribunal Oral Federal 2 le dio permiso para no ir mañana a la segunda audiencia del juicio por encubrimiento al atentado terrorista. El ex presidente había presentado un certificado médico.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex presidente Carlos Menem seguirá sin ir al juicio oral por el presunto encubrimiento del atentado terrorista a la AMIA que el 18 de julio de 1994 mató a 85 personas. El Tribunal Oral Federal Número 2 lo autorizó a ver las audiencia por videoconferencia desde su casa. La segunda jornada del juicio será mañana en Comodoro Py.

El jueves pasado, Menem, que actualmente es senador y tiene 85 años, no fue a la primera audiencia por el juicio: sus abogados enviaron un certificado médico que aconsejaba "reposo por un agravamiento de su cuadro de hipertensión y diabetes".

El ex juez Juan José Galeano, uno de los trece acusados.

Se reanuda el juicio

Los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel hicieron lugar a la solicitud que hizo la defensa del principal imputado, según informó la agencia DyN. También faltó a la primera audiencia Hugo Anzorreguy, titular de la Secretaría de Inteligencia en el menemismo, quien siguió la audiencia internado y por videoconferencia. Se cree que mañana irá a la segunda jornada del llamado juicio “AMIA II”.

Menem en una de sus fotos más recientes, durante su cumpleaños 85.

Entre los acusados también están el ex juez Juan José Galeano, el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, el ex reducidor de autos Carlos Telleldín, su esposa Ana Boragni, su abogado Víctor Stinfale, los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia; el ex subjefe de la SI Juan Carlos Anchezar y el ex agente de inteligencia Patricio Finnen; y los ex comisarios de la Policía Federal, Jorge "Fino" Palacios y Carlos Castañeda.
El juicio busca establecer si en la primera investigación hubo encubrimiento y se apretaron testigos para armar falsas acusaciones, además del pago de 400 mil dólares a Telleldín para que involucrara a policías.