Menu Big Bang! News
Política Mas de lo mismo

Ballottage: así fueron las segundas vueltas porteñas

Desde que se instauró el sistema en 1998, sólo una vez se definió en primera vuelta. Fue cuando Domingo Cavallo se bajó de la competencia con Aníbal Ibarra. Una historia de promesas, campañas recordadas, imitadores y globos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El primer jefe de Gobierno de la ciudad votado por el pueblo fue Fernando de la Rúa, que en 1996 obtuvo el 40% sobre el 26% del frepasista Norberto Laporta. 

Pero desde que la Constitución porteña fijó en 1998 el ballotage, la capital argentina siempre eligió a su mandatario por ese sistema.

En un electorado tradicionalmente fraccionado, la exigencia del 50% de votos provoca que, desde hace 12 años, los porteños elijan a sus mandatarios en cuatro segundas vueltas seguidas.

Ibarra 2000

Aníbal Ibarra derrotó a Domingo Cavallo por 49,3% contra 33,2%. Seguro de su derrota, el ex ministro de Economía declinó participar de otra ronda, como haría Carlos Menem en las presidenciales de 2003. En ese entonces, Cavallo decía tener la solución al problema de las inundaciones.

Ibarra 2003

Después de perder la primera vuelta con Macri (33,5% a 37,5%), el frepasista dio vuelta el resultado en ballotage, con un 53,5% contra el 46,5%. Fue la única vez que el perdedor de la rueda inicial ganó la segunda. Parte de la contienda se había derimido en Videomatch, donde el imitador de Macri se burlaba de su “papa en la boca”.

Macri 2007

El líder del PRO le ganó a Daniel Filmus, del Frente para la Victoria, las dos ruedas de ese año. Primero por 45,6% contra 23,7%; después, 60,9% a 39%.

Había sido la famosa campaña del “Estaría bueno”.

Macri 2011

El resultado fue casi calcado cuatro años después. En la primera vuelta, 47% a 28%. En la segunda, 64,3% a 35,7%. Como suele hacer el partido amarillo, hubo baile y globos sobre el escenario.

Rodríguez Larreta / Lousteau 2014

En la primera vuelta del 5 de julio, el hombre del PRO triunfó por un holgado 47,4% contra el 22,2% del de ECO.

Mañana, los porteños volverán a las urnas para elegir -otra vez- a su gobernante en ballotage.