Menu Big Bang! News
Política

Barrientos inauguró un comedor con Macri y se quejó del aumento de la pobreza

La dirigente social estuvo ayer con el presidente en Añatuya. El mandatario había pedido "reconocer la pobreza aunque duela".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La fundadora del comedor comunitario Los Piletones, Maragarita Barrientos, reveló que aumentó la cantidad de personas que se alimentan en su fundación respecto a mayo de 2015. Ayer inauguró una nueva sede en Santiago del Estero donde estuvo presente Mauricio Macri.

La dirigente social contó que el número de niños, adolescentes y adultos que van a diario a su comedor en Los Piletones, en la Ciudad, se mantiene estable desde hace más de un año, aunque aclaró que si se compara con las cifras de mayo de 2015, tuvo un crecimiento. De todos modos, explicó: “Los que vienen al comedor saben que tienen comida y eso hace que aumente la cantidad de gente”.

Ayer Barrientos inauguró un nuevo comedor comunitario en la localidad santiagueña de Añatuya, junto al presidente Macri.

Durante su visita a la nueva fundación, el jefe de Estado había pedido “admitir la pobreza aunque duela”. En ese encuentro, Macri dijo ayer que "aunque duela, debemos decir la verdad y asumir que hay muchos problemas de pobreza".

“Sigo siendo macrista”, sostuvo la dirigente social. El primero de sus comedores en Los Piletones, en Villa Soldati, hoy sirve por día unos 2.300 platos. Barrientos sostuvo que hoy en día, la mayoría de los chicos del barrio comen en su fundación.

De todos modos, se mostró esperanzada y dijo que “el trabajo en el barrio ha mejorado mucho y se está activando la situación”. En esta línea, aclaró que el principal motor del crecimiento en el barrio donde tiene su fundación es la construcción.

Margarita Barrientos, junto a Macri, Awada y Antonia.

La cercanía de Macri con Barrientos no es para nada nueva. Lo conoce al presidente desde hace 21 años, y en más de una ocasión en sus tiempos como jefe de Gobierno fue al comedor comunitario. Una vez que asumió como presidente, la visitó junto a la primera dama, Juliana Awada, y su hija Antonia. Tras esa visita, Barrientos contó: “Antonia come guiso en nuestra guardería”.