Menu Big Bang! News
Política Fifagate

Bonadio pidió más datos a EE. UU. y los Jinkis reclamaron la excarcelación

Los empresarios pidieron que se les conceda la libertad. El juez suspendió por un mes el juicio de extradición luego de haber pedido más datos de los hechos que se les imputan a la Justicia norteamericana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkis pidieron su excarcelación al juez federal Claudio Bonadio, luego de que el magistrado resolviera pedir más detalles a Estados Unidos en relación a los delitos de evasión impositiva, fraude, extorsión y asociación ilícita por los que se los investiga en la Justicia de ese país.

Los Jinkis, padre e hijo, y el ex titular de la empresa Torneos, Alejandro Burzaco, quien cumple arresto domiciliario en Estados Unidos, están siendo investigados por el presunto pago de sobornos a autoridades de la FIFA.

El planteo de excarcelación sería resuelto en las próximas horas ante la ausencia de objeciones por parte de la fiscalía, explicaron a Télam fuentes judiciales.

Los empresarios argentinos, padre e hijo dueños de la empresa promotora Full Play, se entregaron a la Justicia el pasado 18 de julio cuando se presentaron en los Tribunales de Comodoro Py después de permanecer prófugos por un pedido de captura librado por el FBI de los Estados Unidos.

Desde entonces, pesa sobre los Jinkis prisión domiciliaria y Bonadio deberá resolver ahora si los excarcela. Los Jinkis tienen que presentarse una vez por semana en el juzgado.

La defensa de ambos pidió el beneficio de la excarcelación porque el magistrado resolvió de oficio suspender por un mes el trámite del juicio de extradición y pedir más detalles a la Justicia estadounidense.

Burzaco tiene arresto domiciliario en Estados Unidos.

Hugo y Mariano Jinkis, junto con su Burzaco, son los tres argentinos imputados en el escándalo de corrupción más grande en la historia de la FIFA por el pago de sobornos para la asignación de los Mundiales 2018 y 2022, la adjudicación discrecional de los derechos de televisación de competencias oficiales y evasión impositiva.