Menu Big Bang! News
Política Camporistas vs. peronistas

Bonaerenses K: piñas y amenazas de tiros entre legisladores

Un legislador bonaerense del FPV contó que un par camporista lo amenazó de muerte. La disputa se dio cuando buscaban un reemplazante para conducir el bloque en reemplazo de José Ottavis. El diputado e integrante del bloque, Fernando "Chino" Navarro, minimizó la trifulca: “No estamos acostumbrados a ser oposición”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de la escandalosa pelea a trompadas de ayer entre legisladores bonaerenses del Frente Para la Victoria, uno de los protagonistas, Andrés Quinteros, admitió que su colega provincial del mismo espacio, Aníbal Regueiro, lo amenazó con “meterle un tiro”.

"A mí no me van a llevar a tiros, a patadas; no es la forma de hacer política", advirtió Quinteros sobre la pelea que tuvo en el despacho del legislador Marcelo Feliú. Consultado por radio La Red sobre si Regueiro, alineado con el sector de Ottavis y La Cámpora, lo había amenazado con meterle un tiro, respondió: "Con comas más, con comas menos, puede ser exacto".

Quinteros denunció que el camporista Regueiro lo amenazó.

Sin embargo, el diputado, enrolado en el sector del FpV que lidera Julián Domínguez, matizó al sostener que se trató de "una cabronada en el contexto de una discusión" y, en esa línea, negó que su colega portara un arma de fuego.

Por su parte, el legislador provincial Fernando "Chino" Navarro intentó minimizar el tema y afirmó que las peleas en el espacio K son producto a que están "aprendiendo a ser oposición" y que les "cuesta" ubicarse en ese rol.

Regueiro no ha opinado sobre su pelea con Quinteros.

"Hubo una discusión acalorada, hubo gritos. ¿Por qué? Porque estamos aprendiendo a ser oposición y nos cuesta encontrar el lugar. Hay cuestiones no resueltas de lo que pasó en la provincia de Buenos Aires, donde perdimos una elección, y el 22 de noviembre se perdió el balotaje", afirmó en declaraciones a radio Con Vos.

"No se discutían cargos, sino la constitución de las comisiones. No hubo armas de fuego, es un disparate. Y el tema se superó, después hubo varias reuniones nuevas. Bajo ningún aspecto hubo armas de fuego, es un disparate", agregó.

El bloque del FpV bonaerense a pleno, con el polémico Ottavis detrás de Navarro

Quinteros, por su parte, relacionó la "acalorada discusión" con la disputa por "la conducción de una parte del peronismo bonaerense" y responsabilizó a La Cámpora de haber "empujado" al PJ distrital a "una profunda división". Todas las divisiones quedaron al descubierto luego de que el lunes último José Ottavis renunciara a la presidencia del bloque del FpV en la Cámara de Diputados de la provincia.

Sin embargo, Navarro aclaró que “no cree” que el camporista haya debido dejar su cargo por su relación con la vedette Victoria Xipolitakis: "Si esa fuera la causa, es un disparate. Por mí que salga con el ratón Mickey o con el Pato Donald. Uno puede discutir la calidad política de Ottavis pero no con quién sale de novio. No opino de las acciones privadas aún de un hombre público, salvo que afecte su gestión", concluyó.