Menu Big Bang! News
Política Visita sorpresa

CFK, Juanita y la increíble historia detrás de una foto

La presidenta quiso conocer a una nena de diez años que estaba internada en el CEMIC de Saavedra. BigBang revela en exclusiva detalles del encuentro en el que también participó Juan Cabandié.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Cristina, quería comentarte algo: hay una chica que tiene una enfermedad jodida y el padre me pidió si podías grabarle un video que pueda ayudarla. Está internada, muy mal”.

“¿Un video? No, Juan, quiero ir a verla. No le digas nada a la familia, voy a ir a la noche a visitarla”.

De un lado del teléfono, la presidenta Cristina Kirchner. Del otro lado, Juan Cabandié, diputado nacional y uno de los referentes de La Cámpora.

Así, la presidenta llegó de noche, cuando había poca gente en los alrededores del CEMIC de Saavedra, donde estaba internada Juanita, de apenas 10 años. Sin avisar siquiera a las autoridades de la clínica, sólo se le pidió que despejen la rampa porque llegaría una persona con inconvenientes para movilizarse. Así llegó, entre la lluvia y la negrura de la noche, la propia presidenta a visitar a la pequeña.

El Cemic, donde estuvo internada Juanita.

CFK llegó en un auto oficial con Cabandié. Entró en la clínica. En ese momento había poca gente, por lo que pudo pasar desapercibida. Subió a la habitación de la nena, e ingresó ante la atónita mirada de su familia.

Ni bien entró saludó a la nena. “Hola Juanita, ¿sabés quien soy?”, le dijo. En un comienzo la nena reaccionó con timidez. A los pocos segundos, Cristina reparó en los juguetes y peluches que tenía Juana al lado de su cama. “¿Cuál es tu preferido”, le preguntó. Juanita contestaba con monosílabos, entre el desgaste que le había provocado la enfermedad y la sorpresa por la visita.  

“Hola Juanita, ¿sabés quién soy?

“¿Te gustan las películas?”, le preguntó. En ese momento la nena se incorporó sobre la cama y comenzó a hablar con la presidenta sobre sus películas preferidas. Se sabe: CFK es cinéfila y, desde que es abuela, también conoce de films para los más pequeños. “Esto es un sueño”, repetía la nena.

Una de las enfermeras reconoció a la presidenta. “¿Pero usted es Cristina?”, le preguntó al salir. Rápidamente, médicos y enfermeros se acercaron a sacarse fotos. La salida de CFK no fue tan tranquila: un grupo de trabajadores del CEMIC se agolpó cerca del bar para ir a saludarla. 

 

El lunes fui testigo de un enorme acto de amor. Cristina visitó a Juanita de 9 años y le sacó muchas sonrisas.

Una foto publicada por Juan Cabandié (@juan.cabandie) el

Juana

Hacía varios días que Juana venía decaída. Es que padece de una grave enfermedad que afectó con tumores sus huesos y músculos. Desde hace tres años que vive entre enfermeros, médicos y tratamientos invasivos.

En diálogo con el portal Infonews, Pablo, el papá de la nena y militante de La Cámpora en Devoto, contó: “La internamos el domingo y Juana estaba mal, tirada, no comía. Los médicos calcularon que debía estar internada entre siete y diez días. Pero el lunes vino Cristina y el miércoles le dieron el alta”. En el auto, de camino a su casa, según reveló su padre, Juana cantaba: “vamos Cristina, mi medicina”.