Menu Big Bang! News
Política Lo que viene

Claves políticas de la semana: el nuevo round de Tinelli en AFA

La semana marcará la continuidad de la campaña presidencial, pero tendrá un distintivo: el Gobierno y el vicepresidente de San Lorenzo se tantearán de cerca. Además, los presidenciables buscan resolver el conflicto con los holdouts y se reactiva la batalla por la provincia de Buenos Aires. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los candidatos Daniel Scioli y Mauricio Macri están preocupados por la economía del país y lanzan sus estrategias para atraer divisas extranjeras. Saben que deberán llegar a un acuerdo con los Holdouts. Además, el líder del PRO busca unificar a la oposición ante la posibilidad de un ballottage. La reunión de Marcelo Tinelli con Luis Segura y la campaña en la provincia de Buenos Aires. 

Scioli y Macri buscan atraer dólares

Los candidatos presidenciables más importantes entienden que la economía será un eje central de su mandato a partir del 10 de diciembre y ya arman estrategias para hallar la solución a uno de los temas más complejos: llegar a un acuerdo con los fondos buitres.

Daniel Scioli junto a Susan Segal, presidenta y CEO del Consejo de las Américas.

Representantes de Macri y Scioli viajaron en más de una oportunidad a Estados Unidos para iniciar contactos con los holdouts y analizar las posibilidades de conseguir créditos internacionales para el financiamiento de obras. El conflicto irresuelto con los acreedores internacionales es el mayor obstáculo para el ingreso de las divisas norteamericanas al país.

Macri quiere construir un acuerdo con los fondos buitres para atraer inversiones y estabilizar al mercado.

Según trascendió, el PRO prepara una reunión con una cúpula del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Lima, Perú. De esta forma, en el espacio amarillo buscan acercar posiciones con uno de los principales “enemigos” del gobierno de Cristina Kirchner.

Scioli decide junto a su equipo técnico los posibles acuerdo con los holdouts

Sin embargo, el acuerdo con los fondos buitres no sería tan sencillo. Ambos candidatos tendrán que pagar costos. De hacerlo, Scioli podría provocar el malestar de su jefa política, quien viene librando una extensa batalla contra los acreedores. En sintonía, Macri les regalaría a sus principales detractores una nueva excusa para acusarlo de devolver al país a los noventa.

Además, Un acuerdo definitivo con los fondos necesitará de la modificación de varias leyes y, por lo tanto, de la aceptación del Congreso Nacional.

Massa y De la Sota, factores claves de cara a octubre

Uno sigue en carrera, el otro no, pero ambos podrían ser claves en un factible ballottage. Sergio Massa y Juan Manuel De La Sota avanzan en la construcción de un acuerdo con Mauricio Macri que le otorgue a la oposición mayor soltura política para vencer al oficialismo.

Massa y De La Sota, podrían ser claves para Macri si hay segunda vuelta en los comicios de octubre.

Los integrantes de UNA creen que pueden robarle votos al oficialismo en las provincias del norte del país y en determinados sectores del territorio bonaerense. Hasta ahora, las partes niegan los encuentros. No quieren arriesgarse a que el electorado crea que forman parte de un mismo proyecto hasta no saber si verdaderamente se necesitarán luego de octubre.

Según trascendió, los integrantes de UNA se reunieron con Macri la semana pasada.

En tanto, el líder del PRO se mostró la semana pasada públicamente con Margatira Stolbizer y se reunió a solas con ella. Él mismo fue el impulsor del encuentro. Busca juntar a todos los opositores para quitar del poder al kirchnerismo.

El lunes Tinelli se reunirá con Luis Segura

El Gobierno de Cristina Kirchner busca una tregua en la AFA. Quiere evitar que el conflicto en el ente madre del fútbol argentino afecte la campaña presidencial de Daniel Scioli y, por ello, el conductor mantuvo un encuentro con el jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández.

Marcelo Tinelli tendrá una reunión con Luis Segura el lunes para limar asperezas por la AFA. 

Los 20 puntos promedio de rating que Tinelli tiene en su programa son una amenaza para el Gobierno. La semana pasada el conductor ironizó al aire sobre la irrupción en el estudio de ShowMatch de un supuesto barra brava que generó todo tipo de hipótesis acerca de un apriete de los violentos para que desista de sus intenciones de ser presidente de la AFA.

En la cúpula del poder kirchnerista afirman que si Tinelli sigue con el ánimo de confrontar con la actual dirigencia de la institución perderá las elecciones. El conductor, por su parte, prometió que el lunes asistirá al postergado encuentro con el presidente de la AFA, Segura. De ese encuentro dependerá si participa de la reunión de Comité Ejecutivo, que se hará el miércoles.

La campaña en la provincia de Buenos Aires

Los comicios bonaerenses quedaron relegados del mapa político, pero no dejan de ser claves para el país. No sólo por tratarse del distrito más importante, sino porque de sus votos podría depender la suerte de los presidenciables en las elecciones de octubre.

Vidal recorre la provincia para trasladar sus propuestas. Intensificará su discurso y mejora en las encuestas.

Esta semana se producirá el retorno de la campaña en la provincia de Buenos Aires que protagonizan la candidata del PRO, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gabinete y aspirante del Frente Para la Victoria, Aníbal Fernández.

El jefe de Gabinete quiere mostrarse más cerca de la gente. Busca recuperar puntos en las encuestas.

Las últimas encuestas la dan a la funcionaria macrista cuatros puntos arriba por encima del candidato oficialista. Ambos candidatos entienden que es el momento para regresar a las calles, al pantanoso terreno político del distrito más complejo del país. Y allí es donde Vidal apuntará a fortalecer su discurso, ya sabe en qué sectores de la provincia el electorado no la acompañó como hubiese querido. Sabe, también, que no puede descuidar las zonas en las que la gente le dio su voto de confianza.

Vidal apuntará a las zonas del territorio bonaerense en las que no obtuvo el apoyo de la gente. 

En tanto, Fernández bajará el tono de sus declaraciones en lo que resta de campaña. Ya no tiene rivales en la interna con quien intercambiar acusaciones mediáticas y sus asesores de campaña le aseguraron que una catarata de críticas hacia su rival del PRO no sería lo más recomendable.