Menu Big Bang! News
Política La boleta electrónica y los ancianos

Cómo les fue a los abuelos con la nueva tecnología

Más de 600 mil jubilados porteños están habilitados para votar en la Capital Federal. La boleta electrónica representa un desafío para una generación que deberá adaptarse a las nuevas tecnologías. BigBang consultó a los abuelos cómo les resultó el nuevo sistema. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La implementación del Sistema de Boleta Electrónica en la ciudad de Buenos Aires generó ciertas dudas y temores entre el electorado. La nueva metodología puede representar una ventaja para los jóvenes que conviven con las herramientas digitales pero una complicación para las personas de la tercera edad.

La llegada de la tecnología a la política porteña representó un desafío para los mayores de edad que sin obligación, pero con un gran compromiso cívico, decidieron acercarse a votar. 

Hasta el momentos los jubilados no registraron mayores inconvenientes para votar.

BigBang realizó una recorrida por la Ciudad y los vecinos comentaron los resultados del debut del nuevo sistema de votos. “Fue fácil, tal como lo explicaron en televisión. No me ayudó nadie, y eso que uso la tecnología de forma limitada”, contó una vecina.

Otra de las ciudadanos expresó que “la máquina se tildó cuando quiso leer la boleta impresa”. Y agregó: “tuvo que venir un técnico para arreglarla”. 

Según pudo saber este sitio, la cantidad de jubilados en la ciudad de Buenos Aires supera los 620 mil y para el subsecretario de tercera edad de la Ciudad, Claudio Romero, “concurren en un 90% a pesar de no tener la obligación”. 

En los días previos a la elección, la Ciudad dispuso varios centros de instrucción para que aquellos mayores de edad con dudas sobre el procedimiento pueden comprender el funcionamiento del nuevo sistema.