Menu Big Bang! News
Política Con vuelo propio

Con agenda propia: así fue el debut político de Juliana Awada

Su encuentro con Michelle Obama fue el acto más importante desde su llegada al poder. La esposa del presidente de Estados Unidos representa un estilo de primera dama que el macrismo quiere tomar como modelo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No fue una mañana más para la primera dama Argentina Juliana Awada: la conferencia que llevó a cabo en el Centro Metropolitano de Diseño con su par Michelle Obama fue una bisagra en su vida pública: fue su debut político, donde manejó, por primera vez, una agenda propia con respecto a la de su marido.

Juliana Awada y su par, Michelle Obama.

Hasta ahora, el rol de Awada siempre estuvo fue el de compañía permanente de Mauricio Macri, sobre todo en los viajes oficiales, como el que hicieron al Vaticano o al Foro Económico en Davos. Madre, empresaria, modelo de belleza, pero ahora le puede sumar a su curriculum su rol político. Y la conferencia de hoy al mediodía tuvo como único objetivo que su figura consiga esa cierta autonomía política.

En este marco, la figura de Michelle Obama fue doblemente clave: por un lado, el reconocimiento mundial de la primera dama de Estados Unidos dio un marco de noticia internacional al encuentro, y por otro, la mujer de Barack es el modelo de primera dama al cual aspira el macrismo: perfil carismático, no tan alto como el Presidencial y con agenda social propia.

“Una no estudia para ser primera dama, por eso valoro mucho la charla que tuve con Michelle, ella me inspiró”, reconoció Awada cuando presentó a su colega estadounidense ante un centenar de adolescentes que escucharon el discurso inspiracional de Obama.

Juliana Awada escucha, muy emocionada, a Michelle Obama.

Juliana estuvo preparando a lo largo de dos semanas su encuentro con Michelle, y de la preparación fue clave la subsecretaria de Estado María Reussi. Su histórica asesora, que ahora forma parte del Estado, le ayudó a preparar su discurso, del cual colaboró también el equipo del Jefe de Gabinete Marcos Peña.

María Reussi (centro): aquí con Alejandro Gómez, actual ministro de Cultura de la provincia
de Buenos Aires.

Reussi fue la que la asesoró, la aconsejó y la acompañó en todo este proceso. Fue una especie de coach político para la primera dama, quien retomó sus estudios de francés e italiano, que sumará a su buen manejo del inglés.

La proyección internacional de Juliana Awada (y por ende de la gestión macrista) ya está en marcha: en abril será estará en la etapa de la edición europea de la revista Vogue, donde la compararon con otras figuras de la historia como Jackie Kennedy.

Macri y Awada viendo "Me casé con un boludo", la película de Adrián Suar.

Sin embargo, la agenda paralela que tuvo hoy durante la visita de los Obama a la Argentina ya la mostró como una persona con aspiraciones, con autonomía, donde el apodo “mujer adorno” no le calza para nada bien.