Menu Big Bang! News
Política Causa sin fin

Confirman condena a Maria Julia Alsogaray por corrupción

La Justicia dejó firme la condena a cuatro años contra la ex funcionaria por corrupción durante el proceso de privatización de Entel. Puede apelar a la Corte Suprema. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó la condena a cuatro años de cárcel a la ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray por corrupción durante la privatización de la ex empresa de telecomunicaciones estatal Entel.
Los jueces Mariano Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos rechazaron la apelación presentada por Alsogaray, con lo que dejó firme la condena a la
ex interventora de Entel, quien tiene todavía una instancia de apelación en la Corte Suprema. Allí no se discutirán ya los hechos, sino cuestiones “de derecho”, es decir si se respetaron el debido proceso y las garantías constitucionales. 

La ex funcionaria menemista “recorrió” varios juzgados. Ahora podría ir presa.

En abril de 2014, el Tribunal Oral Federal 6 condenó a Alsogaray por el delito de “defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública”. La ex funcionaria estaba acusada por una contratación “ilegítima y fraudulenta” con una Unión Transitoria de Empresas (UTE). 

Otros tiempos, otro look. En los ´90 se animaba a todo. (Foto Perfil)

Los jueces Julio Panelo, María del Carmen Roqueta y José Martínez Sobrino condenaron a María Julia, y al ex coordinador general de la telefónica estatal, Gustavo Daneri, a la misma pena, mientras que el consultor Hernán Flaum, implicado en el hecho fue condenado a tres años de prisión en suspenso.

El proceso de privatización de la antigua Entel fue muy cuestionado.

Si bien el fallo fue confirmado contra María Julia, para los otros dos imputados el tribunal resolvió que la causa vuelva a la instancia anterior para que se le fijen nuevas penas, ya que sufrieron condenas superiores a las que había pedido la fiscalía. La causa fue iniciada en los '90 por denuncia del abogado Ricardo Monner Sans