Menu Big Bang! News
Congreso del PJ: los K piden que no se apoye la derogación la ley "anti-buitres"

Política Nombraron a la Junta Electoral

Congreso del PJ: los K piden que no se apoye la derogación la ley "anti-buitres"

Es la ley que le permitiría al Gobierno resolver el conflicto con los holdouts. El único que alzó la voz pidiendo “ayudar a resolver los problemas del país” fue Miguel Angel Pichetto, el jefe de los senadores peronistas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Finalmente y más allá de los forcejeos en el ingreso, no hubo “guerra” en el Congreso del PJ, realizado este mediodía en el Estadio Obras. Tal como se esperaba, se rechazó la modificación de la Carta Orgánica que eliminaba el voto directo para elegir autoridades, y se ratificó la fecha del 8 de mayo para las elecciones internas. Todo indica que habrá una lista de unidad y se tratará de mantener el partido en paz.

Al final de los discursos, que se llevaron la mayoría del tiempo, los congresistas, de los que se hicieron presentes 662 de los 900 autorizados, eligieron por unanimidad a los integrantes de la Junta Electoral. Esos cargos, cruciales para la elección de mayo, serán: Hugo Curto, Celso Jaque y Cristina Álvarez Rodríguez, Silvina Frana, Armando Cabrera, Jorge Franco, Bernardo Herrera, Marina Riofrio, Máximo Rodríguez, Marta Cascalles y Mauricio Mazzón.

Trascendió que Bossio, se había retirado, sin embargo estuvo presenta. Apenas fue saludado por unos pocos.

El congreso del Partido Justicialista (PJ) estuvo comandado por el ex gobernador de Formosa y presidente del Congreso Nacional del PJ, Gildo Insfrán; el diputado José Luis Gioja; el titular del partido, Eduardo Fellner; el mandatario salteño, Juan Manuel Urtubey; y el diputado y apoderado del partido, Jorge Landau. El único de ese estrado que venció en en su provincia y retuvo el poder fue Urtubey.

Pero antes de las decisiones convocantes, hubo varias presencias que hicieron uso de la palabra.

El ex hombre fuerte del kirchnerismo, Carlos Zaninni, ingresa al estadio Obras.

Uno de los que criticó la decisión de que los afiliados no voten autoridades fue el ex titular de Defensa, Agustín Rossi, quien señaló que era “un retroceso” y pidió que esa idea se mantenga para implementarla en 2020.

Luego fue el turno del jefe del bloque de Senadores, Miguel Angel Pichetto quien dejó bien en claro que “se acabaron los documentos que venían por escrito de la Casa Rosada” en obvia alusión a la forma en que funcionó el PJ en tiempos del kirchnerismo. A diez metros lo escuchaba quien hacía llegar esos  “papers” Carlos Zaninni. También tuvo tiempo para pedir que se moderen, todos aquellos compañeros que ni siquieran pudieron ganar la elección en sus distritos” y pidió “acompañar al gobierno facilitándole las leyes que necesita”, como corresponde. Hacía referencia a la Ley cerrojo que deberá ser derogada por el Congreso.

El ex gobernador tucumano, José Alperovich; el ex titular de los Diputados, Julián Domínguez y Bossio.

Acto seguido, el Intendente de Berazategui, Patricio Mussi, quien quedó salpicado por la triple fuga del penal de General Alvear, pidió el micrófono y entre otras cuestiones dejó asentado “que el PJ le pida a sus legisladores que no deroguen la Ley Cerrojo”.

Vista del microestadio mientras se ocupaban las plazas.

A lo que el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi sentenció: “la consigna era Braden o Perón y hoy es fondos buitres o Argentina”. “Respeto a los compañeros Mussi y Ferraresi porque ganaron su elección”, acotó Pichetto quien agregó en su línea: “Sacar al país del defoult es una tarea de todos, no de un partido”. Otro que insistió en apoyar la “cláusula anti buitres” fue el ex jefe de AFI e íntimo de Cristina Kirchner, Oscar Parrilli.

El Congreso, con sus autoridades al frente, a punto de dar comienzo.

Uno de los tramos más encendidos fue cuando pidió la palabra el diputado provincial Fernándo “Chino” Navarro, quien antes que nada dejó en claro que “hay compañeros que deben volverse a sus provincias. No importa si perdimos la elección por poquito, perdimos” y agregó: “Nuestro adversario es Macri y no está acá adentro”. Y siguió: “Dirigente es dirigir gente. Con poder nos achanchamos. Decimos que algunos son dirigentes y sin cargo no pueden dirigir ni al cadete”. Y estallaron los aplausos.

Finalmente, el calor ya se hacía insoportable, y como se aprobó lo necesario para continuar con el proceso, Fellner tomó la batuta, justificó por qué no se homenajeó a Néstor Kirchner “porque se lo homenajeó en el Congreso anterior”, se cantó la marchita y todos afuera a buscar un lugar con aire acondicionado.