Menu Big Bang! News
Política La causa que mantiene en vilo al país

Crece la pelea entre la fiscal Fein y la ex mujer de Nisman

En un documento presentado en la justicia Sandra Arroyo Salgado critica duramente a la fiscal. A ello se suma la inspección que realizó la ex de Nisman en Le Parc y el pedido para que la Corte Interamericana de DDHH se ocupe del caso.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Alberto Nisman, volvió a criticar la investigación por la muerte del ex fiscal del caso Amia que llevan adelante Viviana Fein y Fabiana Palmaghini, a quienes exigió que limiten la difusión de elementos de la causa.

En rigor, según pudo averiguar Big Bang News, el enojo de Arroyo Salgado es, particularmente,con Fein, a quien acusa de difundir medidas de prueba antes de producirlas a los medios de comunicación con tal de tener protección mediática. Cerca de la ex mujer de Nisman creen que ciertas medidas no deberían difundirse y que, en todo caso, Fein debería no adelantar sus próximos pasos.

"Una de las tantas consecuencias negativas" de la difusión de medidas de prueba y avances de la investigación, es que "inhibe y condiciona a los testigos con posibilidades de realizar voluntariamente aportes para el esclarecimiento del hecho; respecto de los que, se entiende, alberguen temor en hacerlo frente a la consabida difusión que de inmediato se dará a sus dichos", planteó Arroyo Salgado en un escrito ante la justicia, y que publicó el diario Clarín.

En ese marco, desde la fiscalía no vieron con buenos ojos que la semana pasada la jueza de San Isidro haya concurrido a realizar una nueva inspección en el edificio Le Parc con sus peritos de parte, quienes concurrieron con varios soportes tecnológicos que permitieron hallar nuevos indicios, como pelos y manchas de sangre, en el departamento de Nisman. “No teníamos los elementos que llevó Arroyo Salgado con su gente, ni la Federal ni la Metropolitana tienen esa tecnología”, apuntaron cerca de la fiscal.

De todas formas el cuestionamiento público más fuerte que realizó la ex mujer del fiscal de la Unidad AMIA lo hizo la semana pasada, en la audiencia pública convocada por la oposición en el Congreso. Allí, dijo que solicitará que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ponga un veedor que supervise la causa.

Con todo, Fein intentará en las próximas semanas que no naufrague la causa, en especial luego de las sospechas que levantó la testigo Natalia Fernández, quien reveló irregularidades en la escena del crimen las horas posteriores a la llegada de la fiscal, y una sospechosa muerte de una mujer a metros del edificio Le Parc.

De todas formas, ya Arroyo Salgado desarrolló una suerte de investigación paralela con peritos de su confianza.