Menu Big Bang! News
Política En Twitter

Cristina contra el PAMI: "El límite es el que están dispuestos a aceptar los ajustados"

La ex presidenta avisó que el Gobierno quiere reformar la Movilidad Jubilatoria por la que se actualizan jubilaciones, pensiones y AUH.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cristina Kirchner convocó hoy a resistir los ajustes impulsados por el director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, por el fin de los medicamentos gratuitos para, entre otros casos, quienes perciban 1,5 haberes mínimos, es decir, $ 8.491. Por eso, avisó hoy en sus redes sociales al compartir una nota de opinión del ex gerente de Normalización de Prestaciones y Servicios de la Anses, Miguel Ángel Fernández Pastor, en Página 12 que "el límite del ajuste es siempre el que están dispuestos a aceptar los ajustados".

Cristina, durísima con Macri.

La ex presidenta consideró que el debate sobre el aumento de 60 años a 65 años de la edad jubilatoria para las mujeres es "el tema elegido como distracción" en los medios, pero "modificar la Ley de Movilidad Jubilatoria es el punto de mayor envergadura para el Gobierno, el FMI y todos los ajustadores".

Es que la Ley 26.417 de Movilidad Jubilatoria, promulgada el 15 de octubre del 2008 bajo su primer mandato, establece dos actualizaciones al año, en marzo y en septiembre, de los haberes en las jubilaciones, pensiones y asignaciones universales por hijo (AUH). Por eso, advirtió que el futuro de 16 millones de argentinos está en juego.

En ese contexto, Cristina comparó la Disposición Conjunta 0005-17 del PAMI con la decisión de la por entonces ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, ahora ministra de Seguridad, de recortar en el 2001 el 13% de los ingresos de los trabajadores de la administración pública nacional durante el gobierno de Fernando De la Rúa.

Finalmente, la ex presidenta insistió que el objetivo del gobierno de Mauricio Macri es instalar durante la campaña el debate por la sustentabilidad o no del sistema solidario del que dependen los jubilados para "luego del proceso electoral, hacer los deberes que le requiere el FMI y el Banco Mundial para poder seguir en el festival del endeudamiento".