Menu Big Bang! News
Política Preparativos

Cristina ya organiza la mudanza de la residencia de Olivos

La familia Kirchner ya se encuentra en plena mudanza. Los empleados de la residencia oficial son los encargados de embalar, guardar y trasladar las pertenencias de la familia que, de a poco, va retirando sus cosas. La retirada se va oficializando.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A algunos todavía les cuesta aceptar la idea, pero es una realidad. A partir del próximo 10 de diciembre, la Quinta de Olivos tendrá un nuevo inquilino, en principio, por los próximos cuatro años.

La imagen que lo confirma, es un cuarto de tres metros por cuatro donde se guardan las pertenencias de los Kirchner para ser retiradas de la residencia oficial. La revista Noticias tuvo acceso a las imágenes de la mudanza de la Presidenta de Olivos y en la última edición muestra cómo se está preparando para sacar todo de la residencia presidencial.

El rótulo “Dra” para las pertenencias de Cristina

Todo está siendo prolijamente guardado y embalado, y cada caja o paquete lleva el nombre del integrante de la familia al que pertenece. Como a Cristina le dicen “doctora”, sus bultos llevan la abreviatura “Dra”.

Sillones, banquetas, televisores, microondas, lámparas, bicicletas, alfombras de estilo persas, máquinas de masaje, cuadros y obras de arte. Muchas obras de arte listas para viajar al sur, a El Calafate y a Río Gallegos, donde la Presidente tiene sus casas de descanso.

Rollos de alfombras entre las pertenencias a mudar

Florencia Kirchner, quién espera para agosto su hijo con Camilo Vaca Narvaja, tiene una decena de objetos y serán trasladados a su departamento en el barrio de Congreso, donde se va a mudar con su pareja.

Todos los paquetes están numerados y la gran mayoría tiene pegada sobre el empaque una foto para identificar lo que hay adentro. La operatoria comenzó hace un mes aproximadamente.

“2 pingüinos de cerámica. Florencia. ¡¡¡Muy Frágil!!!”, se lee en una de las cajas a nombre de la hija presidencial y que lleva el número 57. Seguro tendrán mucho valor sentimental, ya que a los seguidores de su padre los llamaban “pingüinos”.

La Tv de 50´ de la hija de la Presidente

Pero este no es su único bulto, también aparecen “Florencia TV 50´Samsung”, que lleva el número 56. Además de un microondas, una caja con diez almohadones, un espejo, un cuadro con “elefantes y chinos” y una “bandeja ponchera”, entra otras cosas.

Una bicicleta, diez rollos de alfombras estilo persa -algunas con el rótulo para la Dra-, un sillón de cuero estilo charleston, lámparas, mesas de luz, mesas ratonas, una tetera y una bandeja dorada, y dos banquetas que tienen el cartel para la Presidenta. También para la doctora se encuentran separados un sillón vintage retapizado, dos camastros de madera, varias mesas de madera, y una cama masajeadora para la mandataria: “Cama masajes Dra”, aclara el rótulo que lleva pegado.

Desde sillas y sillones, hasta bicicletas. Hay que trasladarlo todo

Los encargados de realizar el trabajo de embalar, rotular y transportar todo son los empleados de la Quinta de Olivos. Muchos tuvieron que abandonar sus funciones oficiales para dedicarse de lleno a esta tarea.

Entre los objetos ya embalados hay más de 30 cuadros, algunos de ellos son retratos de Néstor y Cristina. Lo curioso es que la Presidenta no ha incluido obras de arte en su declaración jurada, y estos cuadros, de haber sido comprados, deberían haber sido declarados en la Oficina Anticorrupción.

Y si fueron obsequios de cortesía o diplomáticos, tendrían que haberlos registrado para ser incorporados al patrimonio del Estado, como indica el artículo 18 de la Ley de Ética Pública: “Los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones En el caso de que los obsequios sean de cortesía o de costumbre diplomática la autoridad de aplicación reglamentará su registración y en qué casos y cómo deberán ser incorporados al patrimonio del Estado, para ser destinados a fines de salud, acción social y educación o al patrimonio histórico- cultural si correspondiere”.

La habitación que funciona de depósito, se encuentra dentro del Centro de Convenciones, desde donde Cristina dio su única conferencia de prensa en el 2008. Al menos tres veces por semana, entre las 3 y las 5 de la mañana, se cargan las camionetas Mercedes-Benz Sprinter blancas que trasladan las pertenencias de la familia.

Juego de tetera y bandeja de oro, listo para ser transportado

Una vez que se llenan, los vehículos salen por la calle Villate hacia su destino, que puede ser el departamento de Florencia en Congreso, o Aeroparque, para cargar los aviones que viajan hacia el sur. Cuando es así, los encargados de rotular las cajas escriben el destino en tinta oscura: Río Gallegos o El Calafate.

Nueva residencia

Lo que es toda una incertidumbre es dónde se va a instalar Cristina después del 10 de diciembre, cuando tenga que abandonar la residencia oficial. Al principio, aseguran las fuentes oficiales, se tomará un retiro temporario en el Sur, entre Río Gallegos y El Calafate, donde la familia tiene los hoteles Alto Calafate, que es investigado por la justicia, y Los Sauces, un hotel boutique, además de una gran casa.

La mayoría de los objetos llevan una foto en el envoltorio para indentificarlos

Para cuando quiera volver a la escena política, se están poniendo en condiciones dos residencias que los Kirchner tienen en Buenos Aires. Una, en la calle Uruguay al 1300, en el barrio de Recoleta. La otra, en el cuarto piso del edificio Madero Center en Puerto Madero.

Máximo también les dará uso con frecuencia, ya que cómo diputado necesitará un lugar para descansar entre sesión y sesión.