Menu Big Bang! News
Política Las elecciones en Santa Fe

Cruces entre Del Sel y Lifschitz por los resultados

Los candidatos se cruzaron en un móvil de televisión. El del PRO cuestionó las irregularidades y el del socialismo negó que haya habido errores.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En medio del escándalo por el ajustado resultado de las elecciones en la provincia de Santa Fe, y la polémica en torno al recuento de los votos, el candidato del PRO, Miguel Del Sel, anticipó que realizará una presentación judicial para que se recuenten los votos de las 347 mesas que no pudieron ser computadas. Por su parte, el candidato del socialismo, Miguel Lifschitz negó que haya habido irregularidades y pidió paciencia hasta conocer el resultado definitivo.

Con un guiño hacia el candidato del Frente para la Victoria, Del Sel anticipó esta mañana que recurrirá a la Justicia de Santa Fe para que se realice el escrutinio de las 347 mesas que no pudieron ser computadas por diversos motivos: desde irregularidades en la mesa hasta fallas en la lectura de los telegramas. El candidato del PRO sostuvo que sería ideal que el kirchnerista Omar Perotti lo acompañe en el reclamo. Anoche, ambos ya habían coincidido en ese punto al conocerse los primeros resultados.

“Hay cosas extrañas. Nosotros y la gente queremos y tenemos que saber cuáles fueron los resultados”, afirmó Del Sel en conferencia de prensa. Además, indicó que se encuentran preocupados por “la incertidumbre de no saber el resultado de la elección”. Además, el candidato manifestó que les llamó la atención que desde el socialismo se declararan ganadores con una diferencia de “apenas 2 mil votos. Faltaban muchas mesas por escrutar”, dijo, y remarcó: “Queremos el recuento de votos uno por uno”.

El socialista Miguel Lifschitz se mostró confiado en que incrementará la ventaja sobre Del Sel

Al igual que insisten desde el kirchenrismo, Del Sel habló de un “triple empate”. Por su parte, el apoderado del PRO en Santa Fe, Lucas Incicco, afirmó que “el ganador se va a definir con un proceso de recuento de votos. Hay que hacer un conteo voto por voto. Lo que pasó es similar a lo ocurrido en las PASO”.

En total hay 347 mesas que no fueron computadas, y ya se confirmó que 304 urnas serán abiertas y se contabilizarán los votos uno por uno, debido a que los telegramas fueron desestimados por el Tribunal Electoral.

Lifschitz y Del Sel se cruzaron en una entrevista por Todo Noticias y coincidieron en que deben abrirse las urnas, aunque el socialista manifestó que existe una “ligera ventaja” sobre el Frente Progresista Cívico y Social. Además, manifestó que hubo 40 veedores internacionales y por eso “hay que esperar con absoluta transparencia”. Por su parte, Del Sel aseguró que el PRO está esperanzado en una diferencia a su favor, y lamentó que las dudas existirán a pesar del resultado: no le hace bien a la democracia”.

El candidato a vicegobernador del PRO, Jorge Boasso, indicó que se trató de un “escrutinio no muy prolijo”, pero Lifschitz lo retrucó: “No coincido, la diferencia es muy pequeña, no creo que haya habido desprolijidades. Faltan más de 300 mesas y es fundamental contar voto a voto”.