Menu Big Bang! News
Política tarifas

¿Cuánto pagaría Macri si usara el transporte público para ir a la Casa Rosada?

BigBang analiza cómo le afectaría el aumento de los boletos de colectivos y trenes al presidente y al Ministro de Transporte, quien anunció las subas. Claro, para ello tendrían que viajar en subte, tren y colectivo. Algo que algunos mandatarios sí hacen en otros países.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cuando Manuela Carmena juró el 13 de junio del año pasado como flamante alcaldesa de Madrid sólo los seguidores de Ciudadanos creían que cumpliría con su inusual promesa de campaña: "ir al trabajo en transporte público". Entre su casa y el Ayuntamiento, la alcaldesa ahora sufre a diario como cualquier madrileño el "atraco" subterráneo en las horas pico.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de Ciudadanos, viajar en metro hacia el Ayuntamiento.

De este lado del Atlántico, en cambio, el macrismo no se incluyó en su propio ajuste. Es que mientras el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció hoy un aumento del 100% en los boletos de colectivos y trenes para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el gabinete goza de una flota oficial de autos de alta gama para escaparle al calor del transporte público.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció un aumento del 100% en los boletos del transporte público.

¿Cómo debería hacer, entonces, el Presidente en caso de copiar a la alcaldesa? Los lunes, por ejemplo, al salir de su quinta "Los Abrojos", Mauricio Macri podría subirse en la Avenida General Juan Gregorio Lemos a los colectivos 203, 244 o 315 para llegar a la Estación Don Torcuato del Ferrocarril Belgrano Norte y luego al colectivo 6, 7, 22, 23, 56, 130 o 143 para arribar, una hora y media después (con mucha suerte) a la Casa Rosada. El recorrido, sólo para la ida, pasaría de $ 7,70 a costarle $ 15,40.

Macri, quien duerme en la Quinta de Olivos y Los Abrojos gastaría $ 443 por mes.

Los viernes debería realizar el recorrido inverso para jugar con la pequeña Antonia en "Los Abrojos". En la semana, en cambio, los viajes ida y vuelta serían desde la Quinta de Olivos. En este caso, podría subirse en la Estación Olivos del Ferrocarril General Mitre y combinarlo con un colectivo en Retiro para llegar a Balcarce 50 (o el subte). El recorrido, sólo para la ida, pasaría de $ 5 a costarle $ 10.

Así, considerando los viajes de ida de los lunes y los de vuelta de los viernes, entre Malvinas Argentinas, Casa Rosada y Quinta de Olivos, y los del resto de la semana, entre Quinta de Olivos y Casa Rosada, pasaría de $ 221,60 mensuales a costarle $ 443,20. El presidente, claro, debería utilizar la SUBE para hacer uso de los subsidios.

Ministro a prueba

En el caso del propio ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien fue el encargado de anunciar el aumento del 100% en los boletos de colectivos y trenes, también debería pagar el doble de lo que le costaría hasta ahora viajar en transporte público a la sede del ministerio en la Avenida Hipólito Yrigoyen 250.

Guillermo Dietrich impulsa desde su época como secretario de Transporte porteño el uso de la bicicleta.

Guillermo Dietrich, quien impulsa el uso de la bicicleta, no podría hacerlo para trasladarse los lunes y viernes entre su quinta privada en Chacras de Murray, en la localidad de Pilar, y el ministerio de Transporte. Por eso, debería parar un colectivo, saltar al Ferrocarril General San Martín y sumar otro colectivo desde Retiro hasta el ministerio.

Macri estaba a punto del helicóptero cuando se produjo el incidente.
Polémica: el ministro de Transporte habría viajado en el helicóptero presidencial para ir a su casa de campo.

Además, si en el resto de la semana dejara de lado las bicisendas para sentir en carne propia el embotellamiento de los colectivos en el centro porteño, el ministro de Transporte de la Nación, sumando todos sus viajes, pasaría de $ 221,60 mensuales a costarle $ 443,20. Igual que el propio presidente. Pero sólo en la imaginación.