Menu Big Bang! News
Política Acusado

De Vido y la ruta del dinero K: "Nunca cobré retornos"

En declaraciones a Radio La Red, el ex ministro kirchnerista afirmó que Lázaro Báez no tenía ningún privilegio al momento de la entrega de obras. "Si tengo que dar explicaciones, lo haré".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Imputado por maniobras de sobreprecios en la obra pública y lavado de dinero luego de la maratónica declaración de Leonardo Fariña, Julio de Vido está convencido de que detrás del hecho "hay una clara persecución política impulsada por el gobierno de Macri, con una impronta mediática que se ve reflejada en Comodoro Py". 

Para De Vido, hay una persecución política detrás de su imputación. 

En declaraciones realizadas al programa Ciudad Goti-K, conducido por Jorge Rial en Radio 10, el ex ministro kirchnerista dijo que no le sorprenden los dichos de Fariña porque "de las 500 veces que declaró, dijo 1520 cosas diferentes". Además, aseguró no conocerlo personalmente. "En mi vida lo vi, nunca hablé con él ni con ninguna de las personas que menciona", declaró.

Sí dijo conocer a Lázaro Báez, ya que ambos viven en Río Gallegos, aunque aclaró que con el empresario, actualmente detenido en el penal de Ezeiza, tuvo "el mismo contacto que he tenido con los más de 2.500 empresarios, no tenía ningún privilegio en absoluto. En ese sentido, De Vido destacó que "muchas más obras ha tenido Ángelo Calcaterra", el primo de Mauricio Macri y contratista de obra pública, quien trabajó en varios emprendimientos asociado con Báez.

"Nunca cobré retornos. Hace 25 años que trabajo en política. He ejecutado cerca de 90 mil obras y el 94 % fueron ejecutadas de manera descentralizada. Han participado más de 1.500 empresas", se defendió el funcionario. "Eso a mi me llena de orgullo y si tengo que dar explicaciones sobre alguna de esas obras, lo haré".

Audio