Menu Big Bang! News
Política Cambios

De película: Aníbal con el look Rocky y Boudou como Luke Skywalker

El ex jefe de Gabinete y el ex vicepresidente de la Nación adoptaron la barba larga en su regreso al llano. Sus referentes estéticos en los films.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La lluvia, la distancia del poder y el alejamiento de los medios, donde oficiaba como "frontman" del Gobierno de Cristina Kirchner, le permitieron a Aníbal Fernández relajarse un poco en materia de look. Encapuchado para protegerse de la lluvia, barbudo para representar la entrada a una nueva etapa de su vida, el nuevo Aníbal informal tiene, para algunos, un aire al mítico Rocky Balboa, en especial al de la película Rocky IV, que solía combinar barba y capucha. 

Aníbal lucha contra la lluvia y... ¿contra Iván Drago?

 

Rocky ignoraba que un día se parecería a Aníbal.

Por su parte, el ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, también eligió la barba para representar su regreso al llano. A diferencia de Aníbal, Boudou también se dejó el pelo largo. Mientras la barba luce prolijamente recortada, la cabellera entra en una zona de preocupante desprolijidad, aunque también podemos atribuir su aspecto de esta mañana a la lluvia y al viento, o sea, al "efecto sucundúm".

Amado Boudou, con barba 2016, en Comodoro Py. 
Mark Hammill: Luke Skywalker, antecesor de Amado Boudou.

Así como Aníbal halló un nuevo referente estético en Rocky Balboa, algunos relacionaron a Boudou con el maduro Luke Skywalker, de acuerdo con el aspecto que el héroe lució en la última Star Wars. No se sabe en este caso si la fuerza estará con él, pero al menos la pelambre lo acompaña. 

Karl Marx: filosofía, economía política y barba.

Ni tan ideologizados como Karl Marx ni tan cool como el chef Fernando Trocca, los ex funcionarios kirchneristas entraron con sus nuevas barbas en la senda del reciclaje estético. 

Fernando Trocca: gastronomía, moda y barba.

Después de la dura derrota electoral que tuvo Aníbal como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires y de los continuos procesos judiciales que hicieron que el Gobierno de Cristina "escondiera" durante el último año a Boudou de todos los actos, parecería que el reciclaje político les va a costar un poco más.