Menu Big Bang! News
Política Lava Jato argentino

Denuncian a De la Sota para que sea investigado por el caso Odebrecht

El legislador del Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, sospecha que el ex gobernador cobró coimas de la constructora brasileña. Su investigación también complica al macrista Ángelo Calcaterra y al kirchnerista Gerardo Ferreyra.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Parece una serie de Netflix", dice el legislador del Frente Cívico de Córdoba, Juan Pablo Quinteros, mientras revela ante BigBang los supuestos episodios protagonizados por José Manuel de la Sota en el Caso Odebrecht. Un "House of cards" a la cordobesa. El coordinador de los diputados del Partido Demócrata (PD), Frank Underwood, en su ambición por acumular poder, tiene idas y vueltas con el operador de SanCorp, Remy Danton, quien financia las campañas del PD a cambio de futuros beneficios para sus desarrollos en gas natural. Quinteros no tiene dudas: insiste en que el tres veces gobernador recibió coimas de la constructora investigada en el Lava Jato.

De la Sota, sospechado por Odebrecht.

Por eso, el legislador que integra Cambiemos espera al fin de la feria judicial para denunciar el miércoles 1 de febrero al ex gobernador cordobés, ex embajador en Brasil y referente en Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), encabezada por Sergio Rodríguez, para que lo investigue por el posible delito de "cohecho" con Odebrecht.

Sergio Rodríguez, fiscal anticorrupción.

De la Sota reconoció en su Declaración Jurada 2011 que recibió 35.000 reales por mes antes de iniciar su tercera gobernación, aclaró que fueron el resultado de sus trabajos como consultor para empresas de San Pablo, pero no especificó cuáles. En ese contexto, Quinteros recordó que la brasileña Odebrecht ganó una obra de $ 2.231.673.170,11 licitada en 2015 por De la Sota y adjudicada en 2016 por Juan Schiaretti.

El proyecto en cuestión es el "Programa Integral de Gasoductos Troncales". La obra está dividida en tres: el segundo tramo fue adjudicado a una unión de empresas (UTE) integrada por la constructora de Ángelo Calcaterra, IECSA, primo de Mauricio Macri; la tercera, a una UTE formada por Electroingeniería de Gerardo Ferreyra. Parte del proyecto, a pesar del escándalo internacional, fue inaugurado ayer por el propio presidente y el gobernador en La Calera.

Mauricio Macri, ayer, inauguró la obra en la mira.

El legislador denunciante había comenzado su investigación en soledad hace cuatro años cuando todavía era vocal del Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep). El fiscal anticorrupción de Córdoba, Gustavo Hidalgo, ascendido el 2 de diciembre del año pasado a juez, archivó la causa que preocupaba al ex gobernador.

Por eso, Quinteros intentará que Rodríguez incluya su denuncia en la investigación ya abierta en la PIA, que analiza las obras entre 2004 y 2014 de Odebrecht en el país. De todas maneras, tiene un plan B: viajar directamente hacia Brasil para llevarle en persona una presentación en portugués al juez de Curitiba, Sergio Moro, por quien ya está preso el dueño de la constructora brasileña, Marcelo Odebrecht, y otros operadores, o "doleiros", del Lava Jato.

João Santana, publicista, parte de la triangulación.

João Santana y Mónica Moura, la pareja publicista que colaboró con la llegada de seis políticos a las presidencias de sus países, confesaron, ni bien fueron detenidos por haber sido parte del oscuro entramado en Brasil, haber recibido pagos de Odebrecht para financiar las campañas de Dilma Rousseff y Hugo Chávez.

Los asesores de marketing, según Quinteros, recibían "los pagos" en una cuenta del Heritage de Suiza a nombre de la offshore Shellbill. Esa cuenta habría sido abierta en 1998 para recibir los US$ 70.000 por asistir a De la Sota en su primera llegada a la Gobernación en lo que habría sido el primer capítulo del "House of cards" a la cordobesa.