Menu Big Bang! News
Política nueva gestión

Denuncian casi 500 despidos en el ministerio de Cultura y 50 en Casa Rosada

Además hay cesanteados en la Jefatura de Gabinete. En la cartera de Pablo Avelluto hablan de un “injustificado aumento de la nómina”. Los empleados organizan protestas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El nuevo gobierno sigue desprendiéndose de empleados estatales. Después de que ayer se conociera la rescisión de contratos en Fabricaciones Militares y el Banco Central, hoy fue el turno de la Casa Rosada y del ministerio de Cultura.

En la sede del Poder Ejecutivo, la Secretaría General de Presidencia despidió a 54 personas. "Hay diferentes casos, desde gente que nunca fue hasta otra que no cumple horarios ni tareas. Cada área de la Secretaría hizo su relevamiento", argumentó una fuente oficial a La Nación.

Fernando de Andreis, a cargo de los despidos en Casa Rosada.

"No somos camporistas, ni nada", advirtió un grupo de las personas afectadas desde la puerta de Casa Rosada. Más temprano, habían denunciado en declaraciones a la prensa y en redes sociales que no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo.

despidos en jefatura

En la Jefatura de Gabinete, delegados y empleados contratados denunciaron 105 despidos injustificados, y afirmaron que continuarán con medidas de fuerza mientras esperan que los reciban las autoridades nacionales.

Inquietud en Jefatura de Gabinete.

"Se trata de despidos y recesiones de contratos sin entrevistas, sin revisión y sin indagar sobre las tareas en los que estas personas trabajaban", dijo Demian Rigamonti, delegado de ATE.

"Hay gente que tiene antigüedad y otros que entraron hace cinco años, contratados a través de la ley marco, y monotributistas, pero que no hay personal jerárquico", explicó.

también en cultura

"Hubo 484 empleados que recibieron los telegramas ayer", agregó el secretario gremial de ATE Nacional, Mario Muñoz, al referirse a los despidos en el ministerio de Cultura.

Desde la cartera que dirige Pablo Avelluto, el argumento oficial fue que "se ha detectado un injustificado aumento de su nómina de personal entre 2013 y 2015, que no guarda relación alguna con la transformación de la ex Secretaría de Cultura en Ministerio en el año 2014 ni con el incremento de su actividad en dicho período".

La cartera de Pablo Avelluto se desprendió de casi 500 empleados.

"Entre el personal desafectado se cuentan decenas de casos de nombramientos producidos en el mes de diciembre, horas antes del cambio de gobierno", amplió el comunicado.

Muñoz, en cambio, planteó que "en Cultura puede que haya 20 ñoquis del anterior gobierno, pero los demás son laburantes. Macri primero tiene que investigar y después decidir a quién despide".