Menu Big Bang! News
Milani ya es el jefe del Ejército y estrecha la mano del ministro de Defensa, Agustín Rossi. La Presidenta, observa la situación a la distancia.

Milani ya es el jefe del Ejército y estrecha la mano del ministro de Defensa, Agustín Rossi. La Presidenta, observa la situación a la distancia.

Política Asumió Ricardo Cundom

Despedida: Milani lloró y dijo que "desprecia" a los que lo criticaron

El ex hombre fuerte del Ejército dió su discurso de despedida, delante de su esposa, hijas, el ministro de Defensa y una formación militar. Acusó de “campaña mediática” las acusaciones en su contra.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la ceremonia de asunción del nuevo jefe del Ejército, el general de división Ricardo Cundom, el saliente jefe de la fuerza Teniente General, César Milani, se quebró en llanto delante de funcionarios y una formación militar al mencionar el agradecimiento de su esposa, Ana, y el de sus hijas: “Busqué recomponer la esencia y mística del Ejército”. El acto en el Regimiento I de Infantería de Patricios, en Palermo, fue encabezado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

En su discurso de despedida el militar se quebró al recordar a su esposa y sus hijas.

En otro párrafo de su discurso de despedida Milani manifestó su "desprecio" por el "accionar" de quienes cuestionaron su figura y afirmó que "el Ejército se puso de pie y está en marcha". Al hacer una fuerte  defensa de su gestión al frente de la fuerza Milani se declaró "orgulloso" por haber comandado esa fuerza, "protagonista de un proyecto nacional".

El militar, criticado fuertemente tanto por la oposición como algunos sectores del oficialismo, dejó su cargo tras dos años. "Estoy orgulloso de conducir a 60 mil hombres y mujeres que buscaron el cambio", dijo y criticó a los que impulsaron lo que denominó como "campañas mediáticas" en su contra. "Para ellos, mi desprecio", manifestó. 

La Causa Ledo involucra al ex jefe del Ejército en delitos de Lesa Humanidad.

El saliente militar está sospechado de la desaparición del solado Agapito Ledo, que estaba bajo su mando, en el norte del país en 1977. Por otra parte, es investigado por la justicia federal por presunto enriquecimiento ilícito.

Cundom, hasta ayer comandante operacional de las Fuerzas Armadas, cargo que ejercía desde 2013, asumirá en reemplazo del cuestionado teniente general, quien sorpresivamente presentó su renuncia la semana pasada.

Milani, en el círculo, en medio de la azonada carapintada, junto a Herminio Iglesias.

El nuevo jefe del Ejército, de actuación en la Guerra de Malvinas como piloto de helicóptero, fue vinculado con los “carapintadas” de la década del 80 por el ex ministro de Defensa Horacio Jaunarena, quien ejerció ese cargo durante el gobierno del fallecido Raúl Alfonsín.

“Cuando fue la insubordinación que comandó (Mohamed) Seineldín y hubo que reprimir esa situación, Milani se presentó ante su jefe y le manifestó que no iba a hacerlo y por eso tuvo 8 días de arresto. Con Cundom, pasó lo mismo ya que tuvo una actitud similar”, contó Jaunarena  quien por ese entonces era el ministro de Defensa.