Menu Big Bang! News
Política Planteo

El Gobierno, a la carga: exigen la renuncia de Gils Carbó por kirchnerista

Macri dijo que la titular del Ministerio Público es una militante del Frente para la Victoria y que debería haber renunciado cuando asumió su gobierno. Presentan un proyecto para limitar sus atribuciones.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El presidente Mauricio Macri volvió a reclamar hoy la renuncia de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, al considerar que es una "militante" del Frente para la Victoria.

El mandatario volvió a embestir contra la titular del Ministerio Público y  consideró que "debería haber ofrecido su renuncia el primer día" que comenzó su gobierno.

"La posición del Gobierno, por ser la procuradora militante de un partido político, sigue siendo la misma. Creemos que ella debería haber ofrecido la renuncia el primer día y seguimos insistiendo con lo mismo", sostuvo Macri, al ser consultado sobre la situación de Gils Carbó luego de que se le aceptó la renuncia al juez Norberto Oyarbide. 

Proyecto para reformar el Ministerio Público

En esa línea, el ministro de Justicia, Germán Garavano, defendió hoy en la Cámara de Diputados que el proyecto para reformar el Ministerio Público, que limita el cargo de Procurador a cuatro años y delega la actividad en los cargos de subprocuradores.

Garavano explicó que con la reforma se trata de "fortalecer al ministerio público en la lucha contra el narcotráfico, habilitarlo para el sistema acusatorio y, básicamente, transparentar y democratizar esta institución que va a adquirir un rol central en la lucha contra el delito".

El funcionario afirmó que el proyecto del PEN "no recorta atribuciones" que tiene actualmente la Procuración General y negó que el diseño del Ministerio Público Fiscal que se propone haya sido pensado para afectar la competencia de la actual Procuradora Gils Carbó.

Juicio político a Gils Carbó

La kirchnerista María Emilia Soria le preguntó a Garavano "si no hubiera sido más sencillo mandar un proyecto por el cual se pasa a disponibilidad a la Procuradora" porque aseguró que "estamos ante un vaciamiento total de las facultades" de Gils Carbó, las cuales dijo que le son transferidas "a los secuaces, corrijo, a los subprocuradores" que designará el PEN.

Garavano replicó que la figura del procurador "como única cabeza hoy se ha desplazado" y le recomendó a Soria leer el libro "Ejes para la reforma del ministerio público" del CELS, una ONG con la cual, al igual que con el ex juez Eugenio Zaffaroni, dijo tener "profundas diferencias pero los respeto".

El camporista Marcos Cleri insistió en cuestionar la razón por la que si Gils Carbó "tiene un mandato vitalicio" aprobado por el Congreso "por qué le quieren limitar el mandato a cuatro años?", a lo que Garavano contestó con la lectura de un párrafo del trabajo del CELS en la que Zaffaroni "sostiene que el mandato del Procurador no es vitalicio".

Por el Frente Renovador-UNA, Mónica Litza confesó que "estamos desilusionados con el proyecto porque es sesgado", exhortó al oficialismo a que "se animen y acompañen el pedido de juicio político a Gils Carbó" y reiteró la voluntad del massismo de "trabajar y dar el debate para hacer el mejor proyecto".

Margarita Stolbizer (GEN) también objetó el proyecto porque dijo "que hay un desapoderamiento total del Procuración General en beneficio de los subprocuradores".