Menu Big Bang! News
Política Déficit habitacional

El Gobierno asegura que la cuarta parte de los argentinos necesita casa propia

El subsecretario de Vivienda, Iván Kerr, adelantó que cambiará el sistema de adjudicaciones del Procrear, con vistas a favorecer a los sectores más vulnerables, y que el país pedirá financiación a los organismos multilaterales de crédito para construir las viviendas necesarias, apenas logre arreglar con los fondos buitre. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Ivan Kerr, aseguró que en la Argentina hacen falta alrededor de 3,5 millones de viviendas.

De acuerdo con esa cifra, el déficit habitacional sería del 25,4%. Kerr explicó que el dato surge de combinar  a) 2 millones de viviendas que no reúnen la calidad mínima para ser habitables y b) 1,5 millones de viviendas que es necesario construir de cero. Kerr anunció que el Procrear, principal programa de créditos hipotecarios a cargo del Estado, ya no será sorteado, sino que será adjudicado de manera directa, con prioridad para los sectores más vulnerables.

Iván Kerr, sussecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación.

En diálogo con el sitio Reporte Inmobiliario TV, Kerr anunció que la Argentina solicitará créditos a organismos multilaterales de crédito para resolver este problema. “Todos están ansiosos por prestarle a la Argentina. (...) Todo está sujeto a que la Argentina recomponga su relación con el mundo, que arregle el tema de holdouts que nos deja en default técnico” .


“Lo curioso es que en los últimos cuatro años se aumentó el presupuesto de vivienda pero sin embargo el déficit habitacional continúa siendo estructural, lo que obliga a repensar los programas, el abordaje, el rol de las provincias y municipios y buscar ser más eficientes. El fondeo no puede ser a pérdida. El crédito hipotecario es una solución claramente rentable. Hay que subsidiar a los sectores más vulnerables, pero los sectores medios tienen que poder acceder a una cuota pagable con sus ingresos”, opinó. 

Viviendas construídas por el Procrear en Ciudad Evita.

Kerr estimó que el plan terminaba “mal subsidiando” ya que llevaba la cuota del crédito hipotecario a una tasa muy baja destinada a sectores que no necesitaban subsidio, mientras que los sectores de menores recursos no podían acceder al programa. “Nos interesa segmentar bien a los diferentes beneficiarios y no hacer sorteos, sino adjudicación por puntaje según la vulnerabilidad. Si hay un subsidio por parte del Estado que no se lo lleve el que no lo necesita”, concluyó.