Menu Big Bang! News
Política Descontrol de armamento

El Gobierno cree que las municiones que faltan están en poder de los narcos

Luego de publicar los resultados de la auditoría en la fábrica militar Fray Luis Beltrán, el ministro de Defensa, Julio Martínez, alertó que los faltantes registrados podrían haber sido utilizado para abastecer al mercado negro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de hacer públicos los “alarmantes” resultados de la auditoría en la fábrica militar Fray Luis Beltrán, el ministro de Defensa, Julio Martínez, advirtió que el faltante de millones de municiones denunciado podría haber sido utilizado para abastecer a bandas narcos. “Es nuestra sospecha, es probable”, reforzó.

"En el narcotráfico hay bandas delictivas que tienen municiones y armamento. No podemos permitir que el Estado sea una caja de provisión

La auditoría en la fábrica militar de Fray Luis Beltrán arrojó resultados "alarmantes", según el Gobierno.

El funcionario dialogó con radio La Red y ratificó la presentación judicial en el fuero penal que hará hoy luego de la inspección en la fábrica santafesina. “Queremos que la Justicia vaya hasta las últimas consecuencias y avance sobre los culpables. Esto es preocupante, porque en el narcotráfico hay bandas delictivas que tienen municiones y armamento. No podemos permitir que el Estado sea una caja de provisión”.

La inspección comprobó el faltante de 9.133.620 fulminantes para pistolas 9 milímetros y 1.790.800 para fusiles FAL.

Consultado por Luis Novaresio, conductor del ciclo Empezando el día, sobre la posibilidad de que el material bélico haya abastecido además a bandas internacionales o grupos paramilitares, Martínez reforzó: “No descartamos ninguna de esas posibilidades, pero no estamos en condiciones de asegurarlo. Por eso vamos a la Justicia, para que se vaya hasta las últimas consecuencias”.

El ministro de Defensa ratificó que hará una presentación penal por los resultados de la auditoría.

El relevamiento realizado en la fábrica, en manos del militante camporista Santiago Rodríguez durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, comprobó el faltante de 9.133.620 fulminantes para pistolas 9 milímetros y 1.790.800 para fusiles FAL.

Además, se encontraron 180.498 proyectiles (de munición 9 milímetros) sin registrar, así como 84.000 cartuchos fabricados en 2014, pero que fueron empaquetados en cajas con fecha de 2015. En los registros tampoco se encontraban 757.682 proyectiles para Fal de 7.62 milímetros y Mauser de 7.65.

Audio

Julio Martínez, ministro de Defensa, habló de la auditoría en la fábrica militar Fray Luis Beltrán, de Santa Fe. Fuente: Bien levantado - La Red