Menu Big Bang! News
Política Cambios en la grieta

El Gobierno elimina la Ley de Medios y crea un Ente de Comunicaciones

En conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que el nuevo organismo estará a cargo de Miguel de Godoy.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció hoy la creación del Ente Nacional de Comunicaciones a partir de la fusión por decreto de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) con la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) que habían sido intervenidos hace exactamente una semana. De esta manera, se pone punto final a la Ley de Servicios Audiovisuales que había impulsado el kirchnerismo como bandera desde su sanción en 2009.

Miguel de Godoy (der) y Agustín Garzón (izq) cuando llegaron a la AFSC para intervenirla.

El ex secretario de Medios porteño, Miguel de Godoy, se hará cargo del megaorganismo resultante de la fusión de los creados a partir de la Ley de Medios (2009) y la Ley Argentina Digital (2014). A pesar de que el ministro de Telecomunicaciones, Oscar Aguad, había afirmado hace una semana que el objetivo no era cambiar la Ley de Medios, el nuevo decreto transforma toda su estructura.

Miguel de Godoy comenzará a cumplir sus funciones el próximo lunes 4 de enero de 2016. Hasta entonces, Agustín Garzón continuará a cargo de la intervención de la AFSCA mientras que Mario Frigerio, a cargo de la AFTIC. El decreto de necesidad y urgencia será publicado mañana.

Aguad, Peña y De Godoy, en conferencia de prensa.

Marcos Peña recordó que ambos organismos habían sido “colonizados” por militantes de La Cámpora: “Por decisión del presidente Mauricio Macri, finaliza la guerra del Estado contra el periodismo”. Según el jefe de Gabinete, el objetivo de la medida también tiene como objetivo avanzar en una de las promesas de campaña de Cambiemos: “unir a los argentinos”.

Si bien la letra chica del decreto se conocerá recién mañana, el Gobierno adelantó los tres principales ejes del nuevo escenario: eliminar “cepo” a la industria de la información; trasladar el servicio de cable hacia la Ley de Tecnología; y discutir una nueva ley de comunicaciones que sea integradora y superadora de la Ley de Medios y la Ley de Tecnología.