Menu Big Bang! News
Política El conflicto que se viene

El Gobierno justificó despidos y le restó importancia a las medidas de fuerza

En medio de la seguidilla de despidos en la administración pública, el macrismo salió hoy a defender la medida. Los gremios están en alerta y el miércoles decidirán medidas de fuerza. Además, en días, arrancan las paritarias.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobierno de Mauricio Macri justificó hoy los despidos en la administración pública y consideró "un poco apresurado" convocar a un paro nacional por esta situación, al tiempo que los gremios renovaron sus críticas y denunciaron nuevos relevos en el Ministerio de Salud de la Nación.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, defendieron la decisión: "Nuestro objetivo es fortalecer el Estado. Creemos que la precarización de los contratos, que son más de 60 mil que ha dejado el kirchnerismo, es una muy mala forma de fortalecer el Estado. Lo que hicieron fue empobrecerlo", respondió Peña ante una consulta.

Esta mañana el Presidente se reunió con todo su gabinete para una nueva reunión.

En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, el funcionario amplió que "lo importante es una política que fortalezca al empleo público a través de concursos y convocatoria abierta", por lo cual anunció que en los próximos días se presentará un "plan de modernización del Estado".

"Muchos de estos contratos que se han cortado eran del año pasado y de 2014 sabiendo de un Estado que ha aumentado enormemente su planta de empleados sin ningún criterio, en muchísimos casos con criterio de militancia o en otros casos de criterio de funciones específicas que no entran dentro una planificación del Estado", indicó.

Algunas respuestas fueron brindadas por el jefe de Gabinete y el ministro de Hacienda y Finanzas.

Por su parte, Triaca consideró "un poco apresurado" convocar a un paro nacional ante los despidos en la administración pública, tal como anticipó el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy.

"Plantear un paro general por esto, donde en algunos casos están defendiendo situaciones de precarización laboral, porque el Gobierno anterior, a través de algunos mecanismos de contratación, no les daba un escenario de sustentabilidad a muchos trabajadores, me parece que es un poco apresurado", expresó.

Macri fue a Pilar y anunció el envío de una ley para proteger y regular los humedales.

En declaraciones a radio Mitre, el funcionario pidió "separar la paja del trigo" al advertir que "el Estado no tiene que ser quien financie los recursos para la política".

Ayer, el titular de ATE advirtió que el sindicato declarará el miércoles próximo un paro nacional para este mes, al alertar que a los empleados públicos los están "despanzurrando con los despidos".

Ese gremio estimó un total de 5.300 cesantías, en su mayoría por anulación de contratos de personal en planta transitoria, al tiempo que denunció hoy que el Ministerio de Salud de la Nación despidió al menos a 113 empleados que se desempeñaban desde hace años en los programas de Maternidad e Infancia y de Salud Sexual y Procreación Responsable.

Godoy, de ATE, evalúa una medida de fuerza que será decidida el miércoles.

En ese contexto, el jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, reclamó al Gobierno que prohíba los despidos "por un año", y, en el caso de los estatales, "retrotraer al 1º de enero" su situación.

Miceli, de la CTA, quiere retrotraer la situación de los despedidos al 1° de enero.

Además, enfatizó la necesidad de que las centrales sindicales actúen "en conjunto" ante ese panorama que describió como de "retroceso absoluto" para los trabajadores. "Tenemos que actuar de conjunto, exigir al Gobierno que saque una ley o un decreto de necesidad y urgencia prohibiendo despidos por un año".