Menu Big Bang! News
Política oferta

El Gobierno quiere a Campagnoli para cazar prófugos

La idea es crear una oficina o unidad especial dirigida por el fiscal para buscar prófugos. Patricia Bullrich confirmó el ofrecimiento y reveló que se está conversando sobre el tema, pero que aún no está definido.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La seguridad fue un tema eje de campaña para Mauricio Macri y es una cuestión que desvela a todo el Gobierno, más si se tiene en cuenta el reciente escándalo que significó la fuga de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear y su increíble periplo antes de ser detenidos.

El fiscal José María Campagnoli ocuparía un cargo en Seguridad.

Si bien éstos fueron prófugos “famosos”, habría más de 2000 personas “buscadas” por la Justicia, casi sin resultados, ni información ni detalles de su situación. El gobierno, entonces, busca un golpe de efecto, con nombre, apellido y trayectoria, y tanteó al fiscal José María Campagnoli, quien podría incorporarse al Gobierno como director de un área dedicada a la “caza” de prófugos. 

Bullrich quiere una oficina dedicada a la búsqueda de prófugos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que existen conversaciones para crear una nueva oficina a cargo del fiscal, que enfrentó al kirchnerismo y fue suspendido en 2013 por presunto mal desempeño de sus funciones.

"Hemos tenido conversaciones con él, pero no queremos anunciarlo hasta no tener una charla final y definitiva sobre la tarea que asumiría", expresó Bullrich, quien a la vez confirmó que se encuentran trabajando en la creación de una “unidad especial de búsqueda de prófugos", sin dar mayores precisiones.

Bullrich explicó a Perfil que "todavía no hay una decisión tomada" y que "no quiere dar por hecho algo que no está", pero remarcó que interesa "la persona y la experiencia" de Campagnoli para el cargo.

Hay más de 2000 prófugos. A la mayoría ni los buscan.

Odiado por los K

La figura del fiscal cobró relevancia luego de que fuera suspendido a fines de 2013 por presunto mal desempeño en sus funciones en el marco de una causa de lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez, de milimétrica cercanía con los K. Al tiempo, el Tribunal de Enjuiciamiento que revisaba su actuación en la investigación por lavado de dinero resolvió restituir al fiscal en su cargo.

Campagnoli también criticó con dureza la investigación oficial y sus derivaciones por la dudosa muerte del fiscal Alberto Nisman y cargó contra CFK.

Elisa Carrió, aliada de Cambiemos, ya había manifestado su propuesta para que Campagnoli reemplazara a Alejandra Gils Carbó como jefe de fiscales, quien confirmó que no renunciará a su cargo pese a los reiterados pedidos del nuevo gobierno.