Menu Big Bang! News
Con un apellido K en la lista bonaerenses, hay esperanza de continuidad: Alicia en Santa Cruz.

Con un apellido K en la lista bonaerenses, hay esperanza de continuidad: Alicia en Santa Cruz.

Política La clave: vencer en Buenos Aires

El Gobierno sabe que con un Kirchner en la boleta, hay chances

En su tapa de la edición de hoy, el bisemanario PERFIL advierte, en base a una investigación propia, que habrá un apellido Kirchner en las listas de octubre para traccionar votos leales, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Entienden que triunfanfo con diferencia en ese territorio crecerá su tropa en el Congreso y se le abren las puertas de mantener el poder.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La reaparición pública de Máximo Kirchner, en un largo reportaje que concedió en la semana a Victor Hugo Morales y que se emitió en cadena por los medios afines al Gobierno, y el operativo clamor de La Cámpora para que sea candidato incentivan en el Gobierno la estrategia de llevar el apellido Kirchner al frente de la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Sea con Máximo o con Cristina Kirchner.

La opción cobró fuerza a partir de cuatro encuestas que circularon por despachos oficiales que le otorgan a la jefa de Estado una aceptación de su figura de hasta el 45% en el Conurbano, un lugar vital para arrastrar votos y garantizar un triunfo en territorio bonaerense. La Provincia representa el 40% del padrón electoral.

Pero la Presidenta también tiene esos números a nivel nacional, con lo cual hay quienes la alientan para que encabece la lista de parlamentarios del Mercosur, para arrastrar en todos los distritos.

La denuncia del fiscal Alberto Nisman le quitó iniciativa al Gobierno, pero su desestimación en dos instancias y la adopción de medidas económicas para la clase media y la clase baja hicieron que la imagen de CFK volviera a repuntar. Los funcionarios, y sobre todo los candidatos, se entusiasman con los números –aunque evitan aludir a la alta imagen negativa que mantiene– y pretenden que sea la Presidenta la que encabece la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. “Acá hay que ganar, y la que garantiza el triunfo hoy es ella”, explica a PERFIL un candidato a intendente K por el Conurbano. Es un deseo.

 Máximo Kirchner desde hace seis meses intercala el Sur con Olivos. Realiza rondas permanentes con candidatos y funcionarios. Un visitante de Olivos, que compartió con Mäximo dos encuentros en la residencia en el último semestre confió que el hijo presidencial está involucrado en asuntos económicos y políticos del Gobierno y que está en sintonía de campaña. Según Fabián Perechodnik, uno de los directores de Pliarquía Consultores y muy cercano a Daniel Scioli, señaló que lo miden todos los meses y que tiene un alto nivel de imagen negativa, y un porcentaje de indecisos. “Sólo La Cámpora lo ve como líder”, explica el encuestador. Por eso, varios funcionarios dijeron a este diario que creen que no será candidato.

Otras consultores que se especializan en encuestas y trabajan para diversos candidatos como Analogías,  Rouvier y Aurelio le dan, en cambio, números altos de imagen a la jefa de Estado. Cristina se pudo recuperar de la caída por el impacto de la muerte dudosa de Nisman. Dicen que los números de la jefa de Estado preocuparon al gurú del macrismo, Jaime Duran Barba, que con sus propias encuestas pudo comprobarlo. Sobre todo porque la Provincia es un talón de Aquiles para PRO, donde no tiene la potencia del oficialismo.

Mientras tanto, miden a Alicia Kirchner para que sea candidata por la provincia de Santa Cruz. No se sabe aún si como diputada o gobernadora. Santa Cruz se ha convertido en un territorio difícil para el kirchnerismo.

Domicilio. ¿Dónde va a vivir Cristina Kirchner a partir del 11 de diciembre? Algunos especulan que intercalará Puerto Madero con El Calafate, para no perder poder.

Pero además, si un Kirchner va en la boleta de diputados nacionales, se convertirá en el jefe de la bancada de la resistencia, en un bloque de una decena de legisladores. Puede servir para resistir o para condicionar al oficialista que gane, si es que eso ocurre. La lista de condicionamientos incluye colocarle un vicepresidente de La Cámpora al ganador oficialista. Sigue siendo el núcleo de poder sobre el que, aunque Máximo no sea candidato, se recuesta CFK para sentirse más segura.