Menu Big Bang! News
Política Polémica

El Gobierno y Santa Fe, en guerra por la escandalosa fuga de los prófugos

La detención de los prófugos calmó las aguas de un conflicto que el sábado por la noche estaba al rojo vivo tras la falsa información de la captura de los delincuentes. Hoy el socialismo negó esta versión, envió mensajes y pidió trabajar coordinadamente para combatir el delito. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo provocado por el falso anuncio de la captura de Cristian Lanatta y Víctor Schillaci desnudó el primer conflicto de la gestión de Mauricio Macri con un gobierno provincial. La detención de los criminales calmó las aguas de una disputa que, sin embargo, dejará marcas. 

El conflicto fue anticipado el sábado por BigBang.

En conferencia de prensa, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, envió mensajes: dijo que esperan mejorar “la coordinación en el trabajo con las fuerzas federales” y habló de “celos entre las agencias de seguridad”. Volvió a reiterar que la información sobre la captura no salió del ámbito de la Provincia, aunque en el macrismo ya lo desmienten. 

Lifschitz y Pullaro estuvieron en la mira del gobierno de Macri. 

BigBang conoció el trasfondo de un conflicto que continúa, aún con los delincuentes capturados, y que el sábado por la noche ardió con el llamado de Mauricio Macri a Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, para conocer los motivos por los cuales se anunció la falsa captura.

El Presidente quería saber quién había dado la información y Bullrich fue tajante: apuntó directamente a Maximiliano Pullaro, secretario de Seguridad de la Provincia, a quien adjudicó la comunicación de la falsa información. Los datos erróneos provocaron un fuerte malestar en el PRO debido a que se trató de un traspié que representó un verdadero escándalo.

El ministro de Seguridad de Santa Fe fue apuntado como responsable de la falsa información

Hoy la posta fue tomada por las autoridades de Santa Fe, que además de enaltecer la labor de sus fuerzas de seguridad, reiteraron que la información sobre la detención de los prófugos nunca fue emitida por su distrito y envió señales al Gobierno nacional. “Esperamos mejorar la coordinación de fuerzas”, sostuvo Lifschitz, quien además negó conexiones con el narcotráfico: “Si hubo dudas, los hechos lo desmintieron. Quedo claro que si había una fuerza que no tenia compromiso ni tenia cobertura a los prófugos fue la santafesina”.

Sin embargo, la respuesta del macrismo no tardó en llegar. Cristian Ritondo, ministro de seguridad bonaerense, reiteró que los datos provinieron del gobierno de Lifschitz. "La información llega de las fuerzas de seguridad de Santa Fe que es transmitido a Gendarmería. Eso es lo que va a investigar Bullrich para encontrar a los responsables, y si es necesario, sacarlos de la fuerza", manifestó.

El Gobernador pidió más coordinación de trabajo para combatir el delito. 

El supuesto vínculo entre la Policía de Santa Fe y el narcotráfico era uno de los puntos que más preocupaba al entorno de Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. Incluso, tras la frustrada detención de los dos prófugos, en el seno del macrismo creían que el anuncio sólo busco darle más tiempo a los delincuentes para escapar hacia la frontera con Chaco y de allí hasta Paraguay. 

Lifschitz habló sobre esta desconfianza aunque no consideró que tenga “malas intenciones”. Sin embargo mencionó “celos” entre las agencias de seguridad y pidió coordinación con las fuerzas Federales para combatir el delito en su distrito.

Tras la aparición de los ex prófugos, el conflicto interno se calmó, aunque la tensión podría continuar en un futuro no tan lejano. Se prestará particular atención al trabajo en conjunto entre ambos gobiernos en la lucha contra el narcotráfico, flagelo que invadió por completó Santa Fe.  

“Hay redes de complicidad que ya están identificadas”

El Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, habló sobre el balance de la captura de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci y la pelea contra el narcotráfico que encarará el gobierno de Mauricio Macri. "El objetivo se cumplió, se recapturó con vida a tres delincuentes muy peligrosos, con alto poder de fuego, sin tener que lamentar víctimas fatales", sostuvo. 

Burzaco dijo que comenzaron la investigación para dar con aquellos que ayudaron a los prófugos.

A lo largo de la búsqueda para dar con los detenidos, las autoridades de Seguridad debieron saltear numerosas “pistas falsas”, por lo que para Burzaco existe la sospecha de una posible “participación política”. En ese sentido declaró que "sin duda han tenido una capacidad logística que superaba a ellos tres” y manifestó que “hay redes de complicidad que ya están identificadas”. 

El macrismo intentará identificar a quienes ayudaron a los delincuentes. 

Ante los dichos de Aníbal Fernández sobre una reunión entre Cristian Ritondo y Patricia Bullrich con Martín Lanatta, el Secretario de Seguridad aclaró lo sucedido. “Ritondo no se juntó con Lanatta. Se ha hablado del hecho de trasladarlo de un lugar a otro pero eso no quiere decir que hubo una charla, es algo común en estos procesos para que la persona pueda saber qué es lo que se va a hacer con él", aseguró.

Burzaco se refirió a la cruda lucha contra el narcotráfico, uno de los principales flagelos del país. “Hay que comprender que las organizaciones narcos tienen poder fuerte en la sociedad y en el estado. Es un problema que no se resuelve de la noche a la mañana, vamos a trabajar muy duro para equipar a nuestras fuerzas y desbaratar a estas bandas y sus cómplices".

Audio

Fuente: Radio La Red

Fuente: Radio 10