Menu Big Bang! News
Política Detrás de la transición

El PJ y la UCR se reordenan para afrontar el liderazgo de Macri

El peronismo volverá a ser oposición luego de doce años en el poder. El radicalismo tendrá ministros en el gobierno, pero no desea perder su identidad. Movimientos públicos y privados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No es peronista ni radical. Mucho menos militar. El próximo 10 de diciembre Mauricio Macri se convertirá en el primer presidente de la historia argentina en llegar a la Casa Rosada desde una “tercera vía”: el PRO.

Sin bien Cambiemos es una alianza con la UCR, la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, y el futuro presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, son del partido que gobierna la capital argentina.

De esta manera, tanto el presidente como los números dos y tres en la línea de sucesión presidencial aseguran una pureza amarilla al mando.

Pureza PRO: Gabriela Michetti y Federico Pinedo serán número dos y tres en la línea de sucesión presidencial.

Lastimados por la derrota en el ballottage del 22 de noviembre, en el peronismo no esperan a abandonar la Casa Rosada el 10 de diciembre para comenzar a reorganizar el partido y atravesar el desierto que significará ser oposición luego de doce años en el poder.

Por su parte, mientras espera que el presidente electo cumpla con promesas de campaña, el radicalismo eligió ayer a su nuevo presidente.

Macri al gobierno, el peronismo a la oposición

Cristina Fernández y Daniel Scioli ya piensan cómo conservar el poder dentro del peronismo.

Pasado, pisado. Cristina Fernández y Daniel Scioli se reunieron en los últimos días para analizar los pasos a seguir, para no perder poder cuando el 10 de diciembre abandonen la Casa Rosada y la Casa de Gobierno, respectivamente. Ella podría intentar ser presidente del PJ Nacional. Él, a nivel local, indicó Lapoliticaonline. Sin embargo, el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, pretende continuar conduciendo, junto a barones del conurbano, el partido en la provincia más importante.

Más allá de los cargos, existen dos corrientes de pensamientos encontradas: por un lado, el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, planteó un partido más puro y duro; por otro lado, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, propuso continuar el perfil kirchnerista.

Cambiemos al gobierno, el radicalismo a la espera

 

UNA NUEVA ETAPA PARA EL PAÍS, PARA LA UCR Y PARA MÍ VIDA PERSONAL.Pocas veces me he sentado a escribir con tanta carga...

Posted by Ernesto Sanz on lunes, 23 de noviembre de 2015

Mauricio Macri todavía no asumió, pero el PRO y la UCR ya tuvieron su primer chispazo que terminó en la renuncia de Ernesto Sanz: “No voy a ocupar ningún cargo en el Gobierno”, publicó en las redes sociales el referente radical. Por eso, el intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, asumió ayer como presidente de la UCR Nacional: “El partido no perderá su identidad si Cambiemos cumple con las promesas de campaña”, declaró en La Nación.

El partido centenario se encuentra en una encrucijada: no perder su identidad ni tampoco quedar relegado del gobierno. Para eso, deberá hacer pesar su estructura territorial extendida hacia todo el país y su fuerza en el Congreso.

Mientras Mauricio Macri discute con Cristina Kirchner cómo organizar el traspaso de mando, por debajo, tanto el peronismo como el radicalismo piensan ya reordenar los partidos de cara a las elecciones legislativas del 2017.