Menu Big Bang! News
Política Polémica

El abogado de Elaskar comparó la detención de Lázaro Báez con el holocausto

Juan Manuel Ubeira, abogado de Federico Elaskar, derrapó esta mañana cuando comparó la detención de Lázaro Báez con el holocausto. Ocurrió cuando acompañó a su defendido a los tribunales de Comodoro Py.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El abogado del financista Federico Elaskar, Juan Manuel Ubeira, opinó que la detención del empresario Lázaro Báez "está muy lejos del sistema de Justicia y muy cerca del holocausto", y advirtió que "no hay ningún motivo" para que su defendido quede preso tras su declaración. La frase suena desafortunada, sobre todo si consideramos que el término "holocausto" es el que usamos habitualmente para referirnos al asesinato de seis millones de judíos por parte del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.

Juan Manuel Ubeira, abogado de Federico Elaskar.

"Me parece todo un disparate lo de las detenciones porque no hay nada para presumir que estas personas se van a fugar y no van a declarar. Todo esto aplica a un clima de espectacularidad. Ver las imágenes de la furgoneta pasando por la calle y la gente puteando a Báez está muy lejos del sistema de Justicia y muy cerca del holocausto", dijo Ubeira. 

Antes de llegar a los Tribunales de Comodoro Py para acompañar a Elaskar durante su declaración ante el juez Sebastián Casanello en la causa por supuesto lavado de dinero, Ubeira dijo que Elaskar "fue funcional a un hecho que terminó perjudicando al gobierno anterior". Según Ubeira, Elaskar hzo su denuncia mediática en el programa de Lanata "porque estaba enojado" y por "el mal consejo" de Luis Barrionuevo. El enojo de Elaskar, de acuerdo con la versión del abogado, se basó en el hecho de que Daniel Pérez Gadin y César Fernández le pagaron la mitad de lo acordado por la compra de su financiera SGI.

Ubeira señaló que su defendido no conoció a Lázaro Báez y negó que la financiera fuera una cueva. "Para poner una cueva hacen falta un arbolito en la calle Florida, una cámara de seguridad, una máquina de contar dinero y un teléfono", explicó. (La venta de SGI) "cumplió con todos los requisitos habidos y por haber de lo que significa una operación financiera blanca, totalmente limpia. Se está generando un holocausto público con las detenciones", insistió.