Menu Big Bang! News
Política La muerte de Nisman

El año en que Nisman se coló en el acto por el atentado a la AMIA

El pasado 18 de julio fue el primer acto en memoria por el atentado a la mutual judía que se llevó a cabo con el fiscal Alberto Nisman sin vida. Allí habló su hija mayor, Iara, que pidió recordar a su padre e investigar lo que le había ocurrido. “Mi papá no se puede defender”, sostuvo esa mañana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El acto del 18 de julio pasado en la sede de la AMIA fue el primero que se llevó a cabo con el fiscal Alberto Nisman fallecido. Ese día, además, se cumplían seis meses de la muerte del investigador de una de las causas más sensibles de la Justicia argentina. Y el acto tuvo una llamativa particularidad: una de las oradoras fue Iara, la hija mayor del fiscal.

El que se marcha fue un año más que intenso. A mediados de enero pasado, el país se conmovía ante la muerte del fiscal Nisman, encargado de investigar la causa por el atentado de la AMIA, ocurrido en julio de 1994 y donde fallecieron 85 personas y hubo un centenar de heridos.

Como ocurre todos los años, el día del aniversario del atentado a la sede de la mutual judía, familiares de las víctimas se dieron cita en un particular acto sobre la calle Pasteur al 600. Particular por varias razones: al poco tiempo comenzaría el juicio por el encubrimiento, que entre otros lleva al banquillo al ex presidente Carlos Menem. Pero también fue llamativo porque contó con la participación de Iara Nisman, la hija del fallecido fiscal.

En lo que muchos consideraron como un “emotivo discurso”, la adolescente habló ante las cientos de personas que se dieron cita a las 9:53 de la mañana del 18 de julio. “Mi papá no se puede defender”, lanzó. La frase impregnó en muchos de los presentes. También estaba Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa del fiscal, querellante en la causa por la muerte de la que en poco menos de un mes se cumplirá el primer aniversario.

La hija mayor de Nisman fue oradora en el acto en memoria por el atentado a la AMIA.

Era la segunda vez que podía ver a las hijas de Nisman en un acto público de estas características. La primera había sido el 18 de febrero, cuando un grupo de jueces y fiscales llevaron adelante una masiva movilización desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo reclamando Justicia por la muerte de Nisman bajo el lema “18-F Todos somos Nisman”.