Menu Big Bang! News
El enigma que desvela a Scioli: ¿por qué no se inundó Capital?

Política El agua en tiempos electorales

El enigma que desvela a Scioli: ¿por qué no se inundó Capital?

En la Ciudad de Buenos Aires llovió casi la misma cantidad de agua que en la provincia de Buenos Aires aunque no se inundó. Desde el gobierno porteño explican que desde 2007 se invirtieron más de $4.100 millones en obras hídricas. Qué obras se hicieron. ¿Podría influir en la campaña?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ante las fuertes lluvias que se registraron en la provincia de Buenos Aires y la compleja realidad que atraviesan los vecinos inundados del territorio bonaerense, surge un interrogante: ¿Por qué la ciudad de Buenos Aires no se inundó si registró precipitaciones similares con 260 milímetros de agua en pocos días?

BigBang tuvo acceso exclusivo a un informe del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad en el cual se detallan las obras realizadas por el gobierno de Mauricio Macri desde 2007 a esta parte, y que explican por qué la Capital Federal, a diferencia de la Provincia, se mantuvo lejos de inundaciones y evacuaciones.

Macri realizó obras millonarios que estaban suspendidas por años.

El gobierno porteño asegura haber destinado más de 440 millones de dólares ($ 4.114 millones) a obras hídricas que contribuyeron a que el agua drenara con mayor facilidad y los arroyos subterráneos no se desbordaran. La mayor parte de este plan millonario de mejoras "no vistosas" fue diseñada por funcionarios anteriores a la administración de Macri, pero puestos en marcha durante su gestión. Hoy Buenos Aires tolera hoy un máximo de lluvias de entre 30 y 55 milímetros en un lapso de una hora.

ARROYO VEGA

El caudal del Arroyo Vega era uno de los principales motivos de las inundaciones en la zona norte de la Ciudad. En la primera etapa de la obra se amplió la derivación Ramal Monroe desde su antigua conexión con el Arroyo Vega. Con esta obra se buscó aumentar en un 40% más la capacidad de salida de agua al Río de la Plata y evitar la acumulación de liquidos. Para esto se construyó un nuevo conducto por debajo del Club Hípico de la Avenida Lugones, en la Avenida Figueroa Alcorta.

Las obras para la segunda etapa del Arroyo Vega se encuentran en proceso de licitación. La Ciudad quedó en condiciones de avanzar en el proceso licitatorio para la realización de las obras de construcción de un nuevo canal aliviador del arroyo Vega que beneficiará a más de 315 mil vecinos de la zona norte.

A la izquierda, Daniel Chain, de recorrida por las obras con Horacio Rodríguez Larreta y Macri.

En diálogo con BigBang, Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano porteño y quien coordinó las obras hidraúlicas, contó que el inicio del proyecto fue muy complicado. “Al principio no teníamos disponible la plata del Banco Mundial porque el Gobierno Nacional no nos daba el “ok” para el financiamiento. La obra del Vega fue una obra inteligente, con poco presupuesto, que permitió aliviar a los vecinos”. 

El jefe de Gobierno ubicó el proyecto de obras hídricas como prioridad en su gestión.  

Los beneficiados de estos trabajos fueron los vecinos de Belgrano, Colegiales, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Parque Chas, Chacarita, Agronomía y Villa Devoto. La clásica imagen de Cabildo y Blanco Encalada como un río parece haber quedado en el pasado.

CUENCAS EN EL SUR DE LA CIUDAD

Una de las críticas que recibe el gobierno porteño es la disparidad entre en norte y el sur de la Ciudad. Sin embargo en materia hídrica su gestión llevó adelante tareas para evitar inundaciones en las zonas que abarcan los barrios de La Boca, San Telmo y Barracas.

Los colectores pluviales costeros mejoraron los desagües y la evacuación de los excedentes hídricos.

Allí se realizó la readecuación del Emisario Principal de la Cuenca “C” del sistema Pluvial Boca-Barracas. Esta obra consistió en un sistema de colectores pluviales costeros que conducen el agua a siete estaciones de bombeo con el objetivo de mejorar los desagües y la capacidad de evacuación de los excedentes hídricos de la cuenca que abarca 59 hectáreas y beneficia a 12 mil habitantes.

CUENCA ARROYO MEDRANO

Por otro lado, el gobierno porteño construyó una laguna artificial debajo del Parque Sarmiento que cumple las funciones de un reservorio para retener agua. Se trata de una superficie de unos 22.000 m2 con dos metros de profundidad y el objetivo de la obra es retener el agua hasta que el caudal del Arroyo Medrano esté liberado para luego permitir su normal salida

Los contenedores debajo del Parque Sarmiento retienen el agua hasta que el Medrano se libere.

En este marco, Chain adelantó en exclusiva a este medio que en las obras de la línea H diseñaron un contenedor similar. “Para las obras del subte se desarrolló un túnel gigante para que ingresen los camiones y una vez terminada debíamos taparlo. Para darle uso a ese espacio decidimos convertirla en un reservorio, es decir un tanque de agua gigantesco de 200 metros. Una vez que deja de llover se empieza a bombear el agua y se envía al pluvial cuando este vacío. Esto disminuirá las inundaciones en Avenida Libertador”, adelantó. 

ARROYO MALDONADO

Otro caso fue el arroyo Maldonado, que atraviesa la ciudad en dirección sudeste-noroeste y está canalizado por un conducto de hormigón armado de 3,60 metros de altura y entre 15 y 18 metros de ancho. La mayor parte de su recorrido se encuentra por debajo de la avenida Juan B. Justo y descarga en el Río de la Plata. Las lluvias fuertes del conurbano también afectan a la ciudad, por tanto, cuando desbordaba el Maldonado las aguas no sólo no escurrían, sino que también emergían desde las alcantarillas. 

Ante esta situación en 2012 se terminó una de las obras claves que evitan las inundaciones en la ciudad de Buenos Aires. Los trabajos consistieron en dos túneles aliviadores que permitió mejorar el desagüe del Arroyo a través de la construcción de conductor y sumideros que ayudan a los conductos principales a alivianar el impacto de las fuertes lluvias.

ARROYO UGARTECHE

En abril se comenzaron los trabajos de la cuenca del Arroyo Ugarteche en la cual se confeccionará una obra con el objetivo de mitigar los anegamientos de las Av. Del Libertador y Figueroa Alcorta a la altura de la calle Austria. Se realizan unos 800 metros de conducto, en parte de hormigón armado y en parte en túnel bajo la playa ferroviaria de Retiro. Las obras demandaron una inversión de $ 75 millones.