Menu Big Bang! News
Política Ataque e incógnitas

El enigmático ex policía involucrado en el violento asalto al intendente de La Plata

El ex subteniente Patricio Masana alquilaba una casa en el mismo country donde vivía el intendente Julio Garro y habría facilitado el ingreso y la salida de los delincuentes en su lujosa camioneta. Sus antecedentes oscuros.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Nueve integrantes de la familia del intendente de La Plata, Julio Garro, vivieron horas dramáticas en la mañana del miércoles, al terminar maniatados por dos delincuentes que ingresaron a la casa que el funcionario tiene en un country de City Bell. Pocas horas después del hecho, se descubrió un engranaje esencial del crimen: el ex subteniente de la Policía bonaerense Patricio Masana

El intendente Julio Garro tuvo horas de horror. 

El hombre, que contaba con el número de legajo policial 169667, ya había tenido un roce previo con la ley. En el 2013, estuvo implicado en la fuga de dos presos de la seccional Primera de La Plata, quienes huyeron a través de un boquete en una de las paredes, lindante con una casa familiar. 

Al ser recapturados, los internos que participaron en la fuga revelaron que las herramientas con las que realizaron el hueco les fueron provistas por un grupo de policías que prestaban servicio en el lugar. A cambio, debían entregarle 50 mil pesos y cometer tres delitos por encargoMasana fue indagado junto a otros seis policías y se lo procesó por el delito de “falsedad ideológica de instrumento público”.

Lujos y complicidad

Luego del violento hecho en la casa de Garro, Masana quedó sospechado de facilitar la entrada y salida de los delincuentes del country Grand Bell. El ex subteniente había alquilado una casa en el barrio cerrado por 25 mil pesos mensuales y, además, poseía una camioneta de alta gama marca Mercedes Benz

Justamente ese es el vehículo que las cámaras de seguridad del country registraron saliendo del barrio momentos después del asalto, para volver a ingresar luego. 

¿Mensaje mafioso?

Mientras tanto, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo declaró que “hay que determinar si fue un hecho delictivo o un mensaje mafioso al intendente, o a nosotros por los cambios que hicimos”.

“Hay que juzgar la intencionalidad porque sabían a quién robaban. No dejo afuera ninguna hipótesis", agregó el ministro en charla con FM Cielo, remarcando que “hace apenas dos días la gobernadora María Eugenia Vidal anunció medidas que tienen que ver con la transformación de la policía y la obligación para presentar las declaraciones juradas de subcomisarios para arriba”.