Menu Big Bang! News
Política Alperovich y el caos en la provincia

El gobernador tucumano reconoció "un exceso policial"

El gobernador de Tucumán, José Alperovich, reconoció que fue inapropiada la intervención policial que culminó con la represión de los manifestantes durante las protestas de anoche. Reconoció que sectores del oficialismo participaron en las roturas de las urnas el domingo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de la represión que se desató ayer por la noche en la Plaza Independencia pleno centro de San Miguel de Tucumán y de frente a la gobernación, el gobernador de la provincia, José Alperovich le pidió tranquilidad a la población y sostuvo que “si hay que abrir las urnas, se abrirán para contar voto por voto”.

Alperovich sabe que eso no dependerá de él, sino de lo que crea conveniente el Superior Tribunal de la Provincia, donde obviamente el gobernador tiene influencia. Además, sostuvo que defenderá la “voluntad popular”. Habrá que esperar las próximas horas para ver si cumple.

“Estoy totalmente en desacuerdo con la represión, nosotros hemos sido siempre tolerantes con que la gente se manifieste”, apuntó el gobernador,como si él no manejara la Policía y como si ésta se decidiera a reprimir sin esperar una orden diceta de su superior, el Gobernador. Pero eso sí, Alperovich reconoció que “hubo exceso policial”, algo que por suerte fue visto - en vivo y en directo - por el canal TN. ¿Alperovich, nos toma de estúpidos?

¿Porque un gobernador con su poder, ante semejantes hechos, cree que su imagen quedará a salvo después de señalar, con candidez, que “hubo exceso policial? El gobernado no puede hacerse el distraído. Además, señaló que “la mayoría de la gente se expresó con paz y tranquilidad”, aunque denunció que un sector gremial de La Bancaria intentó ingresar a la Casa de Gobierno y “tiraron piedras y naranjazos”. Eso podría ser. En Tucumán, ese sector de La Bancaria, a la que el gobernador hace referencia, fue despojada del manejo de la Caja Popular de Ahorros de la Provincia. Un bien demasiado preciado por muchos. Y fue el gobierno de Alperovich quien pasó a controlarla. Después agregó el Gobernador: “Con esto no quiero justificar la actitud de la Policía”. Y si no lo hubiese dicho, quiza creeríamos en él.

El gobernador reconoció que hubo “exceso policial”. Su esposa dijo que “no hubo orden de reprimir”

En este sentido, Alperovich informó que las denuncias son investigadas por la Justicia, y que instruyó al ministro de Seguridad a que investigue a fondo todos los excesos policiales ocurridos anoche. “No sé quién dio la orden de reprimir”, reconoció. Cuando en realidad se estaba excusando de su propia responsabilidad.

“Hay que acatar la voluntad popular”, pidió Alperovich, quien remarcó que si es necesario abrir urna por urna”, aunque aclaró que “eso no depende del gobernador, sino de la Junta Electoral, el presidente de la Corte y un miembro del Poder Judicial”. “Voy a defender lo que votaron los ciudadanos”, agregó el mandatario provincial.

Por otro lado, el gobernador reconoció que el kirchnerismo perdió en la capital tucumana, así como también en las ciudades de Concepción, Yerba Buena y Bella Vista. También apuntó que los ciudadanos saben que hay una diferencia de 14 puntos. “La fórmula que encabeza Juan Manzur va ganando por más de 100 mil votos. Se habló de voto cadena, pero había más de 10 fiscales por mesa”, aseguró.

Respecto de las denuncias de fraude que sembró el Acuerdo para el Bicentenario, Alperovich respondió que tiene la seguridad de que “se ha votado con total transparencia”. Sin embargo los tremendos incidentes de la noche del domingo en la localidad de San Pablo,por ejemplo, donde hubo heridos, tiroteos y otras manifestaciones de violencia, no indicarían que hubo transparencia.

Tampoco la cantidad de fiscales de la oposición que, aunque son parte interesada, salieron a denunciar que, por ejemplo, unavez iniciado el comicio ya había urnas con boletas adentro.

URNAS QUEMADAS

El mandatario además se refirió a la polémica por el incendio de las urnas en las localidades tucumanas de San Pablo y Sargento Moya. En este sentido, reconoció que militantes del kirchnerismo participaron en la destrucción de las urnas, aunque también apuntó contra los dirigentes del Acuerdo para el Bicentenario.

Desde el Acuerdo para el Bicentenario responsabilizaron al Frente para la Victoria por el incendio 
Las denuncias por urnas quemadas se conocieron el mismo domingo, durante la realización de los comicios

“¿Cómo van a quemar urnas? Así sea en nuestro partido, o del otro, yo estoy contra eso”, señaló, y detalló que hay 12 personas detenidas por esos episodios. “Los que han hecho trampa tienen miedo que se abran las urnas, nosotros no tenemos miedo, no hemos hecho trampa en esta elección”. Pues entonces, que habran las urnas. ¿Pero, que pasaría si eso sucede y se encuentran desaguisados en más de la mitad de las 3400 urnas? ¿Se volvería a votar de nuevo? No es bueno para el sistema de elecciones que armó hace 30 años el peronismo, que su técnica quede tan expuesta.

Por su parte, la senadora nacional oficialista y primera dama de Tucumán, Beatriz Rojkés de Alperovich, aseguró que lo mejor es que “se abra urna por urna”.

“NO HUBO ORDEN DE REPRIMIR”

En el mismo sentido se manifestó la esposa del gobernador, la senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, quien aseguró que lo mejor es que “se abra urna por urna”. “Hubo gente de nuestro partido que también quemó urnas”, reconoció en diálogo con Radio La Red, como si al haber incendiarios de los dos lados, el gobierno de su marido quedaría libre de culpa.

Además, aprovechó para defender al gobierno de Tucumán y señaló que “no hubo orden de represión” porque “siempre el gobernador se ha hecho cargo de cada una de las cosas que pasaron en la provincia. Van a tener que renunciar los que tengan que renunciar. En 12 años nunca reprimimos”. Es que quizá, le hagan pagar el pato al jefe de la Policía. Sin embargo, una represión como la de ayer no ocurre sin que lo sepa un gobernador como Alperovich. Igual que cuando la que protestó fue la Policía, en la misma Plaza que reprimió anoche, y lo saqueos desmedidos en las zonas aledañas y periféricas terminaron con muertos.

“La oposición apunta a intervenir la provincia. El pueblo tucumano no es violento, no lo subestimen, aquí no se votó por 100 mangos ni por un bolsón, no se confundan”, agregó Rojkés de Alperovich. A Rojkés siempre le pasa lo mismo, aclara pero oscurece.

Audio

La senadora Beatriz Rojkés de Alperovich dijo que no hubo orden de reprimir Fuente: Radio La Red