Menu Big Bang! News
Política Otra insólita herencia K

El increíble depósito que sobrevive abandonado en la Casa de Gobierno

Una llamativa oficina se utiliza como “aguantadero” de antiguos elementos. Un documento exclusivo de BigBang muestra el detalle de los objetos allí tirados. El sorprendente legado kirchnerista en la Casa de Gobierno. Mira la galería exclusiva de imágenes. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con el correr de los días los funcionarios de Mauricio Macri van conociendo detalles de la herencia kirchnerista en el interior de la Casa Rosada. Algunos de ellos sorprenden a propios y extraños, como un importante depósito en el segundo piso.

El insólito depósito en medio del segundo piso de la Casa Rosada. 

Las imágenes, que bien podrían confundirse con un galpón abandonado en plena Capital Federal, pertenecen al interior de la Casa Rosada, y evidencian la falta de mantenimiento del lugar.

Todo tipo de elementos antiguos se guardan allí. La mayoría de la gestión K.

Dentro del depósito pueden observarse una gran cantidad de sillas y escritorios antiguos en muy mal estado, rodeados de sillones con los carteles de “despacho vicepresidencia”, que pertenecían a Amado Boudou, y todo tipo de elementos de computación antiguos. Las fotografías parecen tener un tinte histórico, aunque se trata de un Gobierno que dejo el poder tan sólo días atrás.

El lugar se encuentra en un estado edilicio alarmante. 

Originalmente el depósito fue el primer comedor que tuvo la Casa Rosada, aunque tras su renovación y traslado a otra oficina más grande también del segundo piso, las autoridades kirchneristas decidieron convertir el lugar en una escuela para que los empleados de la Casa Rosada que no terminaron el secundario puedan hacerlo.

El detalle. Los sillones del despacho de Amado Boudou. 

 

Las sillas utilizadas para las antiguas conferencias de prensa. 

Algunos elementos encontrados en el lugar llaman la atención, como una caja con cds y carpetas. “Imágenes comisión de trabajo no registrado”, con fecha 10 de octubre de 2013, reza uno de ellos.  

Cd´s con informes y datos de la anterior gestión. 

Con el correr de los años, la pequeña aula se cerró y se convirtió en lo que las imágenes muestran: un aguantadero de objetos en desuso. Hoy el lugar está completamente abandonado y se desconoce su uso en un futuro.