Menu Big Bang! News
Política César Tolosa

El jefe del penal de Alvear "estaba descansando" durante la fuga

César Luis Tolosa fue detenido ayer por segunda vez y declaró hoy ante el fiscal, Cristian Citterio, que investiga el escape de los tres condenados por el triple crimen. Se desligó de las acusaciones. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El jefe de seguridad del penal de General Alvear, César Luis Tolosa, quien fue detenido ayer por segunda vez por la fuga de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez, declaró hoy ante el fiscal de Azul que investiga la fuga, Cristian Citterio, que al momento del escape “estaba descansando”.

Tolosa aseguró ante el fiscal haber “estado descansando” al momento de la fuga. 

"Al momento que se produjo la fuga él estaba descansando", dijo Citterio sobre los dichos de Tolosa, quien de todas formas aclaró  que al subprefecto "se lo imputa por acciones previas a ese momento".

"Se lo imputa por haber facilitado información para la fuga", aseguró, y agregó que el oficial penitenciario seguirá detenido por hasta dos semanas hasta que se decida si le requiera la prisión preventiva o la libertad.

La Justicia cree que Tolosa ayudó a los prófugos con información sobre el exterior. 

Tolosa ya había sido detenido y liberado a las 24 horas por falta de pruebas. Ayer volvieron a detenerlo luego de nuevas declaraciones que lo complicaron, según fuentes judiciales. Las sospechas sobre parte del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) surgieron debido a la facilidad con la que se escaparon los criminales. 

La búsqueda de los tres prófugos no detiene su marcha y suma nuevos capítulos. 

Algo similar podría ocurrir con los otros cuatro detenidos, quienes declararán en el día de hoy. Se trata de Franco Daniel Schillaci, hermano de uno de los prófugos; Matías Gambuza; Rubén Darío Spital, alias "Weby", y Carlos Alberto Spital, alias "Paraguayo". Para las autoridades policiales estas personas pudieron colaborar para el escape de los prófugos.

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci escaparon de la Unidad 30 de General Alvear el domingo 27 de diciembre a las 2.30, y desde entonces las fuerzas bonaerenses y nacionales lanzaron una cacería humana que no tuvo éxito hasta el momento.