Menu Big Bang! News
Política En la mira de la Justicia

El juez Bonadio procesó al titular del PAMI por "defraudación"

Se sospecha que Luciano Di Césare, titular del PAMI, compró letras del Tesoro nacional con dinero de la obra social de los jubilados. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El titular del PAMI, Luciano Di Césare, fue procesado por el juez federal Claudio Bonadio por el delito de “defraudación a la administración pública”. Se sospecha que el acusado compró letras del Tesoro nacional con fondos monetarios de la obra social de jubilados y pensionados.
Al mismo tiempo, Bonadio dictó la falta de mérito para el ex ministro de Economía Hernán Lorenzino y el sobreseimiento del ex titular del Banco Nación Juan Carlos Fábrega, los otros dos imputados en la causa, según consigna la agencia DYN. 

Bonadio, el juez que más irrita al Gobierno. Foto: Clarín.

Maniobra sospechada

Bonadio argumentó que el PAMI sólo podría legalmente financiar al Estado si prestara un servicio de calidad y tuviera excedentes. En la causa, el juez indagó también al ex ministro de Economía Hernán Lorenzino, al ex titular del Banco Central Juan Carlos Fábrega y a tres gerentes del PAMI: Carlos Ariel Lieutier, Pedro Miguel Insausti y Danilo Carlos Zelaya. A Lorenzino, el juez Bonadio le dictó falta de mérito, mientras que los otros cuatro funcionarios fueron sobreseídos.

Se dispuso contra Di Césare "trabar formal embargo, sobre los bienes y dineros del nombrado, suficientes hasta cubrir la suma de pesos”. Además se ordenó que se presente en su tribunal "dentro de las 72 horas de anoticiado, con el objeto de notificarlo, imponerlo del embargo y extraerle triple juego de fichas dactilares".

Ocaña hizo la denuncia en 2012.

Di Césare había denunciado a la diputada Graciela Ocaña: “Tiene que dar explicaciones por éste comportamiento que generó pérdidas por intereses no cobrados por más de 2.600 millones de pesos en perjuicio de los afiliados de PAMI”.

La Justicia le trabó un embargo.

La investigación surgió por una denuncia de Ocaña. En 2012 acusó al titular del PAMI de haber aprobado un presupuesto para todo el año de 26 mil millones de pesos, aunque se habría usado una parte de ese dinero para comprar 2.330 millones de Letras del Tesoro para financiar los gastos del Gobierno.