Menu Big Bang! News
Política Elecciones 2017

El macrismo buscará hoy aprobar la boleta única electrónica

Forma parte de la reforma electoral que se debatirá en Diputados. El oficialismo tendría los votos necesarios para dar luz verde al proyecto. Críticas del PJ y Bossio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La manera en la que los argentinos votan podría comenzar a cambiar a partir de hoy. Es que las boletas de papel, los sobres blancos e incluso los bancos escolares en los cuales se distribuyen las papeletas empezarán a ser historia cuando en el recinto de la Cámara de Diputados se debata la reforma electoral a través de la cual el macrismo busca impulsar la Boleta Única Electrónica en todo el país.

El proyecto comenzará a debatirse en la Cámara de Diputados. 

La iniciativa, que fue una de las promesas de campaña de Mauricio Macri, tiene apoyo general de la oposición por lo que el oficialismo no tendrá inconvenientes en habilitar la sesión aunque para dar luz verde al proyecto necesitará 129 voluntades. En este sentido, algunos puntos de la reforma fueron cuestionados por el PJ y el espacio de conduce Diego Bossio aunque su aprobación no correría riesgo.

Nicolás Massot, y Graciela Camaño acordaron votar la iniciativa. 

El Gobierno está dispuesto a dar lugar a cualquiera de las 32 disidencias que tiene el dictamen de mayoría siempre, a cambio de comenzar a dar forma al proyecto. El apuro del macrismo se debe a que quiere comenzar a utilizar el nuevo sistema en las elecciones legislativas de 2017. El debate, que tendrá una duración superior a las 12 horas, incluirá la sanción de la ley del arrepentido.

El punto más conflictivo es la implementación de la Boleta Única Electrónica, cuestionada por ciertos sectores de la oposición. Entienden que podría tratarse de una herramienta fácilmente alterable, es decir, que los votos podrían ser modificados.

La oposición cree que la Boleta Única Electrónica puede ser alterada con facilidad. 

El viernes el bloque del Frente Para la Victoria y el PJ parecieron haber cerrado la posibilidad de implementar el nuevo sistema de voto. El senador Omar Perotti, junto a su par Juan Manuel Abal Medina, presentaron un proyecto que elimina todo soporte electrónico en la boleta (el chip) lo que obliga al conteo manual de los votos. El propio legislador argumentó que es una forma de garantizar “mayor” transparencia.

También se cuestiona el gasto que representaría para el Estado poner en marcha el dispositivo. Según estimaciones oficiales, se deberán comprar al menos 120 mil máquinas para todo el país. La inversión será millonaria y deberá realizarse a través de una licitación pública a cargo del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra. El caso es que pocas empresas pueden proveer este sistema. 

Además, Ibarra ya estuvo sondeando a un viejo amigo de la primaria: uno de los camaristas que maneja la Justicia electoral. 

Por otra parte, otras cuestiones del proyecto también recibieron críticas de la oposición. Se trata de tres puntos que podría perjudicar a los partidos políticos más chicos y que despertó polémico por la participación igualitaria de la mujer y el hombre en las boletas.

“Corralito” de las PASO

El texto modifica las actuales Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Y lo hace con un cambio rotundo: ya no serán abiertas. Esto implica que el electorado sólo podrá participar de la interna de un partido en esta instancia. Las fuerzas más pequeñas que no tienen candidato a presidente argumentaron que esto podría perjudicarlos por no presentar una interna atractiva.

Las PASO podrían dejar de existir a partir de 2017.

El bloque Justicialista que dirige Diego Bossio no apoyará esta medida, que exigirá cambios. Si a su negativa se suma el FPV-PJ, la medida no lograría los votos necesarios.

Paridad de género

La iniciativa contempla que las listas legislativas se integren alternando varones y mujeres, algo que puede ser complejo de implementar para algunos partidos. Este punto fue incluido por diputadas de algunos partidos como parte de las modificaciones que sufrió el proyecto pero es resistido por el Frente Renovador y Cambiemos. Sin embargo, el macrismo ya avisó que cederá en este punto. 

Candidaturas simples y lista sábana

El primero implica que cuando las elecciones nacionales se produzcan de forma simultánea con otras municipales y provinciales, una misma persona no podría postularse, por ejemplo, para Presidente y diputado al mismo tiempo.

Por otra parte, la siempre criticada “lista sábana” no sólo que no será modificada sino que ahora estará oculta. En la pantalla el votante sólo se verá entre uno y tres candidatos de cada lista legislativa.

Es por ello que el escenario asoma complejo, a pesar del marcado optimismo que reina en el macrismo en las horas previas a su discusión. De no lograr consenso, el proyecto podría sufrir nuevas modificaciones antes de girarse al Senado.