Menu Big Bang! News
Política Macri-Scioli en foco

El maquillaje y la iluminación: lo más criticado del debate

En las redes sociales los televidentes criticaron el color de los candidatos y la mala iluminación. Qué se dijo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las luces, maquillajes y sus excesos fueron el foco de las críticas vía Twitter.  Tal como estuvo dispuesto en el instructivo de Argentina Debate para el 4 de octubre, en el cruce de ayer se contemplaron las mismas condiciones técnicas. Los candidatos, Mauricio Macri y Daniel Scioli estuvieron parados con un atril y un asiento alto en el set principal, de manera equidistante entre ellos y centrados en el plano general.

El pool de moderadores estuvo ubicado frente a los candidatos. El fondo de los candidatos era con un fondo neutro pero en tonos azulados, la gama de colores fríos. Las luces estuvieron ubicadas de tal manera que en algunos momentos se proyectaron sombras extrañas en los rostros de los candidatos y en Twitter no demoraron los cuestionamientos sobre el iluminador, que terminó convirtiéndose en hashtag..

Los usuarios se mofaron de las luces. Durante todo el transcurso del debate fue criticado el tema, y lo mismo sucedió el 4 de octubre pasado. 

 

 
 
 

MAKE UP ERRONEO

Los aspectos clave de la escenografía, la iluminación o el maquillaje habían sido previamente acordados con los equipos de campaña. Pero algo no salió bien.

El tono caribeño de Daniel Scioli durante el debate.

Desde el maquillaje se puede decir que el candidato vinculado al Frente por la Victoria se lo vió más amarronada que nunca, en un tono caribeño. Además estaba como más remarcadas sus arrugas debido a la combinación con las luces erróneas.

El color más claro y envejecido de Mauricio Macri.

En el caso de Mauricio, se lo vió con menor color vinculado a un falso bronceado pero las luces le jugaron una mala pasada. La luces desde arriba y luego por abajo le generaron un endurecimiento en sus rasgos y por su expresiones al debatir no resultó ser su mejor imagen. Y de hecho fue comparado con el Sr. Burs, personaje de The Simpsons.

Éste no es un detalle menor y menos si las luces no son las correctas ya que empeoraron su aspecto. Como antecedente, salvando las distancias, es histórica la anécdota de cómo influyó en el electorado estadounidense la imagen demacrada, sin maquillaje, del candidato Richard Nixon ante un John F. Kennedy rozagante, en 1960, en la que se considera la inauguración de los debates presidenciales televisados a nivel mundial.