Menu Big Bang! News
El negocio de la toma en Merlo: piden hasta $8.000 por un "lote"

Política Lucrar con la pobreza

El negocio de la toma en Merlo: piden hasta $8.000 por un "lote"

BigBang recorrió el predio ilegalmente ocupado para averiguar cómo comenzó la toma. Las familias niegan que sea una movida política, se enteraron por “comentarios” y esperan que el Gobierno les permita quedarse en los terrenos que ofrecen pagar en cuotas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Política caliente. Necesidad urgente. Y negocio inescrupuloso. Mientras el subsecretario de Urbanismo Social bonaerense, Ricardo Spalletti, informó que realizarán hoy un “censo social” a las familias de la toma, lo cierto es que ya comenzó la “especulación inmobiliaria” en Merlo.

 

“Buscamos que luego del censo los vecinos se retiren de forma pacífica”, advirtió hoy Spalletti en Radio del Plata. Sin embargo, según pudo saber BigBang, los numerosos lotes de las 60 hectáreas ocupadas ya se venden entre $ 2.500 hasta los $ 8.000.

 

“Cuando un amigo me contó lo de la toma, me arriesgué a pagar por este pedacito de tierra para dejar de alquilar”, reconoció un jefe de familia que llegó desde Laferrere. Y reveló: “Me habían pedido $ 8.000, pero pagué $ 5.000”. Hasta ahora, comparte su casa de La Matanza con cinco familias más. Y espera que el gobierno lo deje quedarse en “su” lugar.

 

“No queremos que nos regalen nada”, aclaró una señora de 35 años con diez hijos que ya  atiende el primer almacén instalado luego de la toma. “Ojalá tengamos suerte y nos den el terreno para pagarlo”, se esperanzó. Y explicó su situación: “No podíamos alquilar más. Y en Pontevedra piden más de $ 100.000 para comprar un terreno”. Su marido fue quien se enteró que otras personas se estaban “metiendo” e hizo lo mismo.

 

Otra familia también ofrece sus servicios para cortar el pasto, el primer paso, luego de tomar el lote, para poder instalarse en el lugar. En el terreno donde dejaron a medio construir el Plan Federal de Viviendas, un hombre bombea para repartir agua arenosa entre los nuevos vecinos. Y otro “vecino” hasta cocina pan casero. En el predio, incluso, ya hay luz.

 

Todas las familias negaron en diálogo con BigBang haber sido alentadas por punteros políticos para instalarse allí. Lo cierto es que las 60 hectáreas tomadas, que para algunos comenzó el 12 de octubre y para otros, el 21 de ese mes, ya comienza a parecerse a un barrio, pero extremadamente precario. Se instalaron ya los primeros locales. Y hasta se venden los terrenos parcelados que el Gobierno bonaerense pretende que se abandonen luego del censo social.

En la toma ya hay un  almacén y los vecinos ofrecen agua, hielo y cortar el pasto.

Todo esto ocurre cuando el intendente Raúl Othacehé debe acordar una “transición ordenada” con su sucesor Gustavo Menéndez. Y a sólo 11 días del ballottage.