Menu Big Bang! News
Política Recambio

El nuevo jefe de la Policía Bonaerense intervino en la masacre de Ramallo

Pablo Bressi reemplazará en el cargo a Hugo Matzkin, quien acompañó a Scioli durante casi todo su mandato. Participó en la toma de rehenes que terminó con tres muertos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El nuevo jefe de la Policía Bonaerense designado por la gobernadora María Eugenia Vidal es el comisario mayor Pablo Bressi, hasta ahora encargado de la Superintendencia de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas.

Fuentes conocedoras del ámbito de la seguridad, sostienen que Bressi es uno de los referentes en la Argentina de la DEA, la agencia antidrogas del gobierno norteamericano, toda una señal del impulso que se le piensa dar a la nueva gestión.

Entre los antecedentes de Bressi se encuentra el de haber sido integrante del Grupo Halcón y el negociador que participó en la trágica toma de rehenes del Banco Nación ocurrido en la ciudad de Ramallo en septiembre de 1999.

Esa toma es recordada por el sangriento final: miles de tiros disparados por los policías sobre un coche que salió del banco y en el que se trasladaban algunos de los rehenes usados como escudos por los delincuentes que habían ocupado la sede bancaria.

Se dispararon cientos de tiros en pocos minutos y provocaron la muerte de dos rehenes y uno de los asaltantes. Sobrevivió una mujer, esposa del gerente del banco, y uno de los asaltantes que había ingresado en la sucursal.

Luego de la tragedia de Ramallo, Bressi siguió su carrera en la policía bonaerense e integró la División Antisecuestros y en ese puesto participó en la investigación por el secuestro de Patricia Nine, hija de la dueña de un shopping de la Zona Oeste del Gran Buenos Aires.

Después de varios días de estar en cautiverio, Nine fue liberada en un operativo comando. Por ese hecho, Bressi fue condecorado junto a los otros policías que participaron del procedimiento.

Después de ese caso, Bressi continuó su campaña en el área de narcotráfico en diferentes reparticiones de la provincia de Buenos Aires, hasta llegar a la cúpula de la Superintendencia provincial, donde trabó buenas relaciones con oficiales de la DEA y de la FBI, la agencia de investigaciones de Estados Unidos.

El nuevo ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aire, Cristina Ritondo, dijo hoy en la jura de Vidal que el comisario general Hugo Matzkin "cumplió un ciclo" al frente de la Policía bonaerense y que "solicitó el retiro".